miércoles, 28 de octubre de 2020

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA DE GUATEMALA


Doctor Alejandro Eduardo Giammattei Falla  Presidente Constitucional de la República  Su Despacho.  

Señor Presidente:  

Reciba un cordial saludo de miembros del Comité Coordinador del  Consejo Nacional para el Cumplimiento de los Acuerdos de Paz (CNAP), instancia creada mediante el Decreto Numero 52-2005, el cual contiene la Ley Marco de los Acuerdos de Paz,  que indica en su Artículo 6.: “Creación. Se crea el Consejo Nacional para el Cumplimiento de los Acuerdos de Paz -CNAP-, instancia integrada por miembros designados de los tres Organismos del Estado, partidos políticos y la sociedad…”. 

El Consejo se enteró de su decisión de cerrar la Secretaría de la Paz (SEPAZ) por medio de declaraciones  públicas a finales del mes de marzo del presente año, en donde además, indicó que, los trabajadores permanentes del CNAP pasarían a la Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en Materia de Derechos Humanos (COPREDEH). 

Actualmente, el CNAP está limitado para cumplir las funciones que le asigna el artículo 8 del Decreto citado, pues a pesar que la instancia tiene autonomía e independencia funcional, los contratos de  sus trabajadores no fueron renovados, las  instalaciones en donde funcionaban  las oficinas está cerradas, sin acceso a las mismas.   No obstante,  a pesar de las limitaciones, el Consejo ha continuado trabajando. 

Recientemente, con mucha preocupación, nos enteramos por los medios de comunicación  del nombramiento del Licenciado  Hugo Rigoberto Casasola Roldán como Director Ejecutivo de la Comisión Presidencial por la Paz y los Derechos Humanos –COPAEDH-, quien en su función de Secretaría Técnica en el CNAP, obstaculizó sistemáticamente  el funcionamiento del mismo, retardando procesos administrativos, sin mostrar ningún interés en viabilizar el mandato del CNAP,  incluso justificando los retrasos y falta de ejecución con acciones discriminatorias hacia la Directora Ejecutiva a quien señaló de falta de capacidad con un claro sesgo racista y discriminador, toda vez que si evaluamos el desempeño de muchos funcionarios públicos, hay mucho que reclamar por el pueblo de Guatemala.    

El nombramiento del  señor Casasola Roldán, no es un mensaje positivo de avance al cumplimiento de los Acuerdos de Paz y la búsqueda de transparencia,  puesto que en el desempeño de su cargo como  Sub-Secretario contribuyó al cierre de la SEPAZ.    El señor Casasola es una persona que representa intereses militares, antidemocráticos y de partidos vinculados con la corrupción, fundador del Partido Patriota (PP) y del  Frente de Convergencia Nacional (FCN), Como Consejo Nacional para el Cumplimiento de los Acuerdos de paz nos preocupa altamente  la alianza ejecutivo-militar que se evidencia. 

Por lo que en  el marco de nuestro mandato le recomendamos y solicitamos:  
 
1. Retroceder en su decisión de nombrar al Licenciado Hugo Rigoberto Casasola Roldán al frente de instituciones relacionadas, al Cumplimiento de los Acuerdos de Paz y el respeto a los Derechos Humanos. 

2. Reestablecer y fortalecer a la institucionalidad de la paz, nombrando al frente  a personas de trayectoria nacional, con conocimientos de la historia del proceso  con respeto y compromiso de una paz justa y duradera.   
3. Reestablecer a la brevedad posible el acceso a las instalaciones del CNAP.  

4. Cumplir con la obligación del Estado, de viabilizar el presupuesto para el funcionamiento del CNAP para dar cumplimiento al mandato legal establecido en la Ley Marco de los Acuerdos de Paz Decreto número 52-2005 del Congreso de la República.  
 
Finalmente, en ejercicio de nuestra autonomía e independencia funcional,  manifestamos nuestra disposición al diálogo y consenso, para  trabajar juntos en el cumplimiento de los Acuerdos de Paz y de la paz firme y duradera en Guatemala. 
 
Sin otro particular, nos es grato suscribirnos, cordialmente,  
 
Guatemala, 27 de octubre de 2020. 
 
Miembros del Comité Coordinador 
Consejo Nacional para el Cumplimiento de los  Acuerdos de Paz 
 

DIA MUNDIAL DEL PATRIMONIO AUDIOVISUAL


DIA MUNDIAL DEL PATRIMONIO AUDIOVISUAL

(En memoria de los Mártires Universitarios de la Universidad de San Carlos de Guatemala)

“Si me preguntaras qué es lo que más quiero sobre la anchura de la tierra, yo te contestaría, a ti amor mío y a la gente sencilla de mi pueblo…”. Sobre la base de estos versos del Poeta Guerrillero, que denotan amor, entrega, humildad pero, sobre todo, carácter y decisión para ir tras la vida fue que se impulsaron los diferentes movimientos sociales y la lucha revolucionaria, que buscaba transformar, en todo sentido, la plataforma sobre la que fue cimentada esta nación. Las fuerzas retrógradas compuestas esencialmente por la oligarquía, políticos corruptos, ejército e iglesia se opusieron tajantemente a eso y, no les importó arrasar con las mentes más brillantes de este país, con un liderazgo valioso, con comunidades enteras que solo buscaban salir de su precaria situación y contar con lo mínimo que todo ser humano necesita para una vida digna. Todo este actuar represivo siempre fue negado por estas fuerzas oscuras y, para ello contaron siempre con una Prensa, audiovisual y escrita, que presentaba noticias falseadas a la opinión pública para endilgarle los hechos sucedidos a los mismos grupos sociales organizados, que “solo quieren desestabilizar el país”.

Para tener constancia de lo sucedido era necesario documentar los hechos y para ello empezaron a llegar a Guatemala Documentalistas de distintas partes del mundo, asistidos por algunos guatemaltecos que servíamos como guías y, de alguna manera, de aprendices del oficio.

A raíz de esa coyuntura se fueron formando valiosísimos archivos audiovisuales, tanto dentro como fuera del país. Por supuesto, todos los documentalistas que llegaron de fuera eran profesionales, con equipos altamente sofisticados cuyo cúmulo audiovisual es hoy altamente valorado.

En Guatemala también se fue conformando un valioso patrimonio audiovisual que hoy está invisibilizado, aunque se reconoce su existencia. Fueron tres o cuatro colectivos los que se animaron, bajo fuertes medidas de represión, a documentar la situación del país en aquel momento, desde diversas perspectivas. Estos Archivos deberían ser considerados Patrimonio Audiovisual de Guatemala, por su valioso contenido histórico, no importando que ese contenido refleje los desmanes llevados a cabo desde y por el Estado. Hoy se privilegia lo académico, lo altamente profesional y no lo hecho “desde abajo”, que se ningunea y se le trata de restar su verdadera importancia.

Sea por lo que sea, nuestro aporte al Patrimonio Audiovisual del país es una realidad tangible, está ahí, en espera de un mejor destino.



viernes, 23 de octubre de 2020

GUATEMALA: FOTO REPORTAJE, A 76 AÑOS DE LA PRIMAVERA DEMOCRATICA, A 42 AÑOS DEL ASESINATO DE OLIVERIO


Fotos: Arturo Albizures
A 42 AÑOS DE TU ASESINATO, OLIVERIO ¡PRESENTE!

Un 20 de octubre, de 1978, Oliverio Castañeda De León, líder estudiantil guatemalteco, fue asesinado en pleno centro de la Ciudad de Guatemala, durante el régimen del General Fernando Romeo.


Mientras haya pueblo, habrá revolución






"Oliverio dónde está, Oliverio está en las calles exigiendo libertad"



COMUNICADO de las organizaciones sindicales que integramos el Observatorio de Derechos Laborales de Guatemala (ODL).-

A 76 AÑOS DE LA PRIMAVERA DEMOCRATICA

HOY NUESTRAS VOCES ESTAN PRESENTES EN OCASIÓN DE COMMEMORAR 76 AÑOS DEL TRIUNFO DE LA 
GESTA REVOLUCIONARIA DEL 20 DE OCTUBRE DE 1944, PARA RECHAZAR LAS POLITICAS CAPITALISTAS SALVAJES NEOLIBERALES DEL EMPRESARIADO ABORAZADO Y GOBIERNO CORRUPTO RACISTA. 
CONDENAMOS EL CONTINUISMO DE ESAS POLITICAS QUE HACEN MAS RICO AL RICO Y MAS POBRE AL POBRE Y LA GALOPANTE CORRUPCION DEL PACTO DE CORRUPTOS Y CRIMINALES QUE TIENEN SECUESTRADAS LAS INSTITUCIONES PUBLICAS Y A LOS GOBIERNOS DESDE 1954.  
POR ELLO ESTAMOS AQUÍ, PARA SEGUIR LUCHANDO, RENUNCIAR A LA VICTORIA, ¡JAMAS! ¡PORQUE UN PUEBLO QUE LUCHA, ES UN PUEBLO QUE TRIUNFA! 


EFECTIVAMENTE, FUE UN 20 DE OCTUBRE EN QUE CULMINARON LAS GRANDES JORNADAS DE LUCHAS DEL PUEBLO, QUIENES CON MASIVAS MANIFESTACIONES LOGRARON LA ROVOLUCION HISTORICA, A PESAR DEL TIEMPO TRANSCURRIDO, SE MANTIENE PRESENTE ESE ACONTECIMIENTO TAN IMPORTANTE  EN LA VIDA POLITICA DE NUESTRO PAIS Y ES POR LOS ENORMES LOGROS QUE TRAJO CONSIGO PARA LOS SECTORES MAYORITARIOS EMPOBRECIDOS Y REPRIMIDOS, QUE LA CLASE TRABAJADORA, PUEBLOS ORIGINARIOS Y SECTORES POPULARES, ESTAMOS AQUÍ EN ESTE ACTO REPRESENTATIVO COMMEMORANDO ESE HISTORICO TRIUNFO POPULAR REVOLUCIONARIO… 

  El 20 de octubre de 1944 es una fecha que debemos conmemorar cada año, ya que es la fecha en que dio inicio a un proceso revolucionario único, socioeconómico y político; un parteaguas a la tradicional visión excluyente del poder económico y político en Guatemala. Este periodo en la historia de Guatemala, duró solo 10 años, los cuales se han reconocido, especialmente, después de vivir muchos otros gobiernos oscurantistas dictatoriales, como la PRIMAVERA DEMOCRATICA que lograron construir por medio de la organización y grandes luchas en las calles con masivas manifestaciones de nuestros abuelos y abuelas, herederos de un proyecto esperanzador para el pueblo.  


Durante estos años de primavera democrática, de libertad y justicia social, las grandes mayorías, que, desde la invasión de españoles, habían estado excluidas, explotadas, esclavizadas y reprimidas, con el triunfo de la Revolución, lograron derrocar al dictador Jorge Ubico.  A partir de octubre de 1944 el pueblo de Guatemala fue testigo de los logros que estos gobiernos empezaron a realizar para beneficiar a las grandes y vivir los avances económicos, sociales, políticos y culturales, más grandes que se habían tenido hasta entonces. Que hasta al día de hoy, no han sido repetidos ni superados, por ningún gobierno militar ni empresarial desde 1954. Después de 66 años desde que este proyecto modernizador incluyente nos fuera truncado con la contrarrevolución de 1954 y con la intervención sanguinaria del gobierno de Estados Unidos y los aliados traidores de Guatemala, nada ha podido verdaderamente devolvernos esa oportunidad de mejora de las grandes mayorías, ni construir la equidad social con justicia e igualdad económica y social. 
Hoy a los 76 años de la gesta revolucionaria, estamos viviendo y enfrentando momentos y condiciones dramáticos con el coronavirus y el impacto económico y social que nos ha dejado después de más de 7 meses en los cuales hemos enfrentado la crisis sanitaria. Sin embargo, los herederos del poder venenoso creado con la contrarrevolución, a través de gobiernos militares y oligárquicos, que se apropian y controlan totalmente del poder público, sus bienes y riquezas, nos alejan más de las proyecciones y políticas de un desarrollo moderno y condiciones que los gobiernos de la Revolución del 1944 soñaron y proyectaron en solo 10 años para Guatemala.  


A los gobiernos de Juan José Bermejo y Árbenz Guzmán por crear cambios en beneficio de la clase trabajadora y demás sectores pobres, se les tildó de “comunistas”, como si fueran un engendro del demonio. La realidad de los años transcurridos, nos ilustran que el fin primordial de este glorioso acontecimiento revolucionario fue crear e impulsar las condiciones óptimas para que todos los ciudadanos y ciudadanas de este país vivieran en una verdadera democracia participativa, cosa que ni antes ni después de éstos años se ha logrado instaurar en Guatemala. La libertad de expresión, la libertad de organización, las libertades políticas, etc., más las avances y grandes mejoras en los aspectos laborales, la reforma agraria, fuerte impulso a la educación, impulso y fomento a las distintas ramas deportivas, la modernización y diversificación a la economía fueron, sin ninguna duda, las principales motivaciones que impulsaron ese movimiento social y político que hoy conmemoramos con tanta añoranza. 

Para la clase trabajadora y fundamentalmente para el movimiento sindical clasista, el Código de Trabajo, que por primera vez se obtuvo aquel 1 de mayo de 1947, como una dignificación y regalo a quienes son los verdaderos artífices de la riqueza en el país, representó y representa un triunfo y conquista de la clase trabajadora en contra de los abusos, las arbitrariedades, el trabajo forzado no remunerado y la violación a los derechos laborales por el empresariado. Se fundo el sistema de seguridad social y se creó el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), además, empezaron una profunda reforma agraria favoreciendo a los campesinos e indígenas. Hoy, recordamos que mejoras en los salarios mínimos son posibles, ya que durante estos años se elevó, por ejemplo, el salario de los maestros de Q.8.00 a Q.75.00 y se redujo la jornada laboral.  Durante la PRIMAVERA DEMOCRATICA REVOLUCIONARIA, no solo se mejoraron las condiciones de trabajo y de vida de la clase trabajadora y de sus familias, sino que también se invirtió en educación y salud. 




Hoy vemos como el mantenimiento de la ignorancia facilita la represión de la población. Los gobiernos postrevolucionarios han creado más pobreza, desnutrición crónica, migración, inequidad y miedo en la población. Al pueblo se le mantiene como prisionero de un sistema económico y político salvaje y criminal que pone sobre sus hombros la reproducción de ese mismo sistema injusto y criminal. 

La Revolución de Octubre nos heredó muchas conquistas para la clase trabajadora. Sin embargo, todas han sido lentamente socavadas. El MINTRAB también se creó en esos años, pero hoy, aunque todavía existe, está debilitado, obsoleto e ineficiente; cooptado por las mafias empresariales y sus bufetes de la corrupción e impunidad. No se logra justicia para los miles de trabajadores que acuden diariamente a denunciar las graves violaciones de patronos. Actualmente, se responde y actúa solamente a los intereses y ordenes de los grandes empresarios y oligopolios del país. También en el Congreso de la República legisla para que el estatus quo empresarial se mantenga en detrimento de las grandes mayorías. 
 


Ahora con el pretexto de la pandemia y su impacto económico se está profundizando la flexibilidad y desregularización laboral, para legalizar las violaciones empresariales y la eliminación de los derechos laborales, la libertad de sindicalización y la negociación colectiva; se quiere saquear los fondos y privatizar el IGSS; e incluso se pretende reducir e eliminar el salario mínimo y con ello la jornada de trabajo. Todo esto, aunque se haya elevado el costo de la canasta básica vital.  

Pueblo ya es momento que despiertes, rompe el miedo y únete a la lucha contra tanto abuso empresarial y de los gobiernos corruptos y racistas, tu participación en el curso de la historia es determinante, hoy más que nunca llamamos a la sociedad organizada, a las organizaciones sindicales, a la organización campesina, pueblos originarios y popular a rescatar los valores democráticos revolucionarios y presionar por mejores condiciones de vida y de trabajo. 





Urge y es necesario tejer las más amplia alianza de todos los sectores populares y que sirva de un frente contra el modelo y sistema de odio, marginación, racista, machista, explotador y corrupto, dejar el sectarismo, divisionismo e individualismo y arribismo sepultado, para dar paso a la Unidad y Alianza, el no hacerlo es servirle y hacerle el juego al pacto de corruptos y criminales. 

¡Viva la Revolución de 1944! 
¡Que Viva Juan José Arévalo Bermejo y Jacobo Arbnz Guzmán! 
¡Porque Mientras Haya Pueblo, Habrá Revolución! 

Guatemala, octubre 2020. 






#OliverioCastañedaDeLeónVive
ASESINATO DE OLIVERIO CASTAÑEDA DE LEÓN, CRIMEN DE ESTADO.

Mártir de la juventud, de las y los estudiantes y de los pueblos de Iximulew - Guatemala. 

"Todavía el 17 de octubre, Oliverio aceptó ir a una cita que Indiana le había organizado con una amiga. Se trataba de una alumna de medicina, Rossana, que no tenía relación con el movimiento estudiantil. Llegó a traerlo a la sede de la AEU en un vehículo Mini Cooper y compartieron un café y una larga charla. Oliverio pudo dejar por unas horas sus preocupaciones y un temor que lo consumía: el no estar a la altura de las circunstancias, el no ser capaz de responder a lo que la Juventud, el Partido y sus compañeros esperaban de él.
[…]
Sus compañeros de la JPT le sugirieron que no participara en la marcha conmemorativa del 20 de octubre. Si bien Oliverio se comprometió a no participar en la marcha, su sentido del deber le decía que debía participar, era el representante de la AEU y como tal debía ofrecer su discurso en el parque.
[…]
La mañana del 20, Oliverio recibió una llamada de su madre. “Lo llamé a casa de mi sobrina porque quería oírlo por lo menos. Yo sabía que tenía que decir su discurso y me dijo: ‘qué bueno que me habló, ya se me está haciendo tarde’. Ni desayunó y se fue.” Se incorporó a la marcha cuando ya se aproximaba al parque central. Sus compañeros y compañeras se alegraron al verlo, lo rodearon y empezaron a platicar y a bromear. Después de la marcha podrían juntarse a celebrar y platicar. Quedaron en reunirse después del discurso de Oliverio.
Fueron centenares de personas las que se quedaron hasta el final del mitin del 20 de octubre en la Concha Acústica. Oliverio fue el penúltimo orador y en su discurso trató de hacer un balance entre lo que se percibía como una victoria popular –la marcha atrás en el aumento del precio del transporte urbano- y la implacable campaña represiva desatada por el gobierno.
[…]
El ambiente en el parque era tenso. La presencia de la Policía Nacional era visible y la de los detectives notoria. Personas vestidas de particular, pero con la típica vestimenta de los judiciales, vehículos bronco colocados en posiciones estratégicas. Al llegar la marcha al parque, algunos agentes de la Policía le comentaron en confianza a varios periodistas que “algo” pasaría en la 18 calle a la una de la tarde. Algunos comunicadores se trasladaron al lugar a esperar el suceso anunciado. 
[…]
Al empezar a caminar por la acera, el grupo se formó en parejas. Castañeda de León caminaba a la par de Rebeca Alonzo, quien iba agarrada de la manga de la chaqueta del secretario de la AEU que llevaba sobrepuesta en sus hombros. Al momento en que algunos empezaron a cruzar la 6a avenida, un vehículo color turquesa se aproximó y un hombre en el asiento trasero abrió la puerta con una patada y, sin bajarse del vehículo, disparó una primera ráfaga sobre la pareja. Oliverio, quien entendió que el ataque era contra su persona, empujó a Rebeca Alonzo que caminaba a su lado para salvarla y corrió por la 6ª avenida en dirección al sur. Un grupo de compañeros que ya había cruzado la 6ª avenida y se encontraban en el Portal del Comercio le gritó que se dirigiera hacia allá; sin embargo, Oliverio optó por tomar la 6ª avenida dirigiéndose al Pasaje Rubio.
Oliverio conocía bien el Portal del Comercio y sus pasajes y probablemente pensó en alejarse de sus compañeros para que los asesinos se concentraran en él. Creyó que, si lograba llegar al Pasaje Rubio, podía escapar, pues hasta ese momento era atacado desde un solo vehículo. No avanzó mucho cuando fue alcanzado nuevamente por las balas. Cayó herido frente al Pasaje Rubio. Un jeep Toyota color blanco, con placas oficiales O-8038, se detuvo frente al cuerpo de Oliverio. Del vehículo descendió una persona vestida de civil que le disparó en la cabeza. El asesino abordó de nuevo el vehículo que tomó la 6ª avenida a toda velocidad, mientras hacía disparos al aire para alejar a los curiosos. 
[…]
En casa de Oliverio estaban ya almorzando. Doña Chusita preparó una olla de callos a la madrileña, que le gustaban tanto a su hijo menor, con la esperanza de que después de la manifestación llegara a la casa con sus amigos. Poco después de la una de la tarde recibieron una llamada. Era una muchacha de la Universidad que preguntó por Lucila, la hermana de Oliverio. Doña Jesús Elena presintió algo, y le preguntó “¿para qué quiere hablar con ella?”. La respuesta la dejó helada: “Es que Oliverio está herido y no respira.”
Don Gustavo y Lucila se dirigieron de inmediato al parque, mientras que doña Jesús Elena corrió a la Cruz Roja para pedir una ambulancia. Al regresar, Lucila ya estaba en la casa, con un amigo que le dijo: “dice Gustavo que la espere acá, que él lo va a traer”. La madre entendió que su esposo traería el cuerpo de su hijo. Algo se rompió dentro de ella, su corazón y su alma jamás se recuperarían de ese golpe. Treinta años después continuaría llorando a su hijo.
En el Pasaje Rubio, don Gustavo confirmó que se trataba de Oliverio. Por un momento, la indignación pudo más que el dolor. Y de la indignación que sintió surgió una actitud que determinaría el sepelio e su hijo. No permitiría una condena, un discurso de repudio ni un señalamiento. El silencio sería la acusación contra los asesinos de Oliverio y el rechazo a todo homenaje la forma de evitar la eventual instrumentalización de su figura.
Algunos periodistas que lo abordaron en el parque quedaron impresionados al escuchar las declaraciones de don Gustavo: “No aceptaremos los pésames de nadie, y que no se vayan a acercar si no quieren escuchar una grosería. Estos actos de ofrecer las condolencias son frívolos y no los aceptaré. Guatemala es un país absurdo.” […]"

Autor Ricardo Saénz de Tejada, "Oliverio: una biografía del secretario general de la AEU 1978-1979", F&G Editores, Guatemala, 2011. Pag.. 219, 221, 222, 223, 224, 225, 226.
Fotografía de Mauro Calanchina, Oliverio  Castañeda, minutos antes de su asesinato por el cobarde Ejército y aparatos se seguridad de Estado de Guatemala.


jueves, 22 de octubre de 2020

GUATEMALA: POR LA DEMOCRACIA Y LA JUSTICIA



Otro veinte de octubre  que lleve a un estadista al poder y que surjan nuevos soldados del pueblo…


Por: Miguel Ángel Albizures

Para muchos incrédulos habrá sido sorprendente ver que, a pesar de todo, se haya realizado la manifestación conmemorativa del veinte de octubre, donde se levantaron sentidas peticiones por parte de la población guatemalteca, como esa que circuló con letras grandes “Cuentas claras” ¿Dónde está el dinero?, “a los privilegios tolerancia cero”, y que se convocara diciendo “Caminemos por la democracia y la justicia”, pues la democracia para unos es simple y llanamente el derecho de unos pocos a seguir enriqueciéndose, no solo con los dineros del pueblo, sino con el esfuerzo y sudor de obreros y campesinos que trabajan de sol a sol y dejan lo mejor de su vida en las grandes plantaciones o en las cadenas fabriles. Por eso se levantaron las banderas de la justicia, no solo en exigencia a un trabajo digno y bien pagado, sino para que su brazo alcance a los intocables, aquellos que se han creído, y se siguen creyendo, todo poderosos porque han contado con funcionarios serviles, con jueces comprables, con fiscales que ocultan o ignoran pruebas, con diputados que legislan a su favor, con estructuras paralelas y hasta con fuerzas de seguridad que les protegen. Por eso señalaron que necesitamos construir un Estado de derecho que garantice una justicia independiente que vele por los derechos de las mayorías, en lugar del actual Estado cooptado por el Pacto de Corruptos.

No podía faltar la exigencia de la elección de las y los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y de las Cortes de Apelaciones que duerme el sueño eterno en el Congreso porque a los diputados, después de un año que los magistrados cumplieron su mandato, no les da la gana de hacerlo hasta que no puedan garantizar la elección de magistrados y jueces al servicio del poder económico y, por supuesto, al servicio de todos aquellos que tienen cuentas con la justicia o que guardan prisión por los hechos que cometieron. Por eso decía una manta “Cortes para la justicia y no para la impunidad. Rescatemos los poderes del Estado, ejecutivo, legislativo y judicial  Muera el pacto de corruptos”.

Otra revolución es posible, el pueblo unido jamás será vencido, lo cual es cierto pero la unidad sigue sin concretarse, los intereses de grupo hacen imposible la formación de un solo frente de lucha que haga posible las transformaciones que el país necesita.

Está bien que se hayan hecho denuncias como “Giammattei no representa al pueblo, sino al CACIF y al crimen organizado estatal. Son 34 mil millones en préstamos y que se pregunte ¿Dónde está el pisto”, pero hay que luchar porque se aplique la justicia y termine la impunidad. Por eso decíamos en artículo anterior que hace falta una nueva revolución, que garantice jueces y magistrados apegados a derecho, diputados incorruptibles y funcionarios que estén al servicio del pueblo y no de poderes fácticos. Otro veinte de octubre  que lleve a un estadista al poder y que surjan nuevos soldados del pueblo, como lo fue Árbenz, quien devolvió la dignidad a las fuerzas armadas y que hoy en día ha sido arrastrada por los suelos patrios.

https://elperiodico.com.gt/editorial-de-hoy/2020/10/22/por-la-democracia-y-la-justicia/

miércoles, 21 de octubre de 2020

CESAR REYES: UN CAMARADA DE LOS QUE NUNCA SE RAJARON

Por: Camino Socialista
El 21 de septiembre dejó de existir físicamente el principal dirigente del PGT, Cesar Ladislao Reyes Lucero. Incontables son las cosas que podríamos escribir del camarada Cesar Reyes. Desde el primer día de su deceso, familiares, amigos y camaradas han compartido sus más altas valoraciones relacionadas con las distintas facetas y etapas de su vida. De la misma manera se expresaron organizaciones sociales, sindicales y de derechos humanos, así como partidos comunistas hermanos, quienes enviaron sus condolencias al Partido, camaradas y familiares.

Nacido en tierras orientales de Jutiapa un 27 de enero de 1950, pasó a integrarse a las filas revolucionarias desde su adolescencia, en las filas de la Juventud Patriótica del Trabajo (JPT), la juventud comunista del Partido Guatemalteco del Trabajo. Durante su etapa de estudiante en la Universidad de San Carlos de Guatemala, participó activamente en la Escuela de Orientación Sindical, desde donde apoyó incansablemente el trabajo y la lucha de los trabajadores y del movimiento sindical, a través de la formación política de dirigentes y sindicalistas de base. En los peores momentos de la persecución y represión dirigida por el Estado en contra del movimiento social y del movimiento revolucionario, en particular entre los años 1983 y 1985, fue uno de los principales pilares de la resistencia a la ofensiva represiva contra todas las vertientes del Partido Guatemalteco del Trabajo y de la salvaguarda de sus militantes. Su entrega tenaz fue fundamental para que muchos compañeros y compañeras militantes lograran sobrevivir a la represión estatal.  

Como muchos revolucionarios y comunistas guatemaltecos, se formó en distintos ámbitos de la lucha revolucionaria y desplegó una labor incuestionable al desarrollo del Partido y al avance de la lucha de los pueblos de Guatemala por su liberación. Su aporte sustancial fue visible en el ámbito de la organización sindical, estudiantil y popular. Su práctica internacionalista le hizo identificarse y apoyar activamente la lucha de los hermanos pueblos de Nicaragua y El Salvador, y mantuvo siempre un trabajo solidario con la Revolución Cubana y la lucha de los pueblos hermanos de toda América Latina. Su sensibilidad, en una de sus expresiones más admirable, se expresó en la lucha por los derechos de la niñez y adolescencia. 

Miembro del Comité Central del Partido Guatemalteco del Trabajo, PGT – Comité Central, se opuso a la disolución de esta expresión del PGT, decisión adoptada en 1996 por la mayoría de miembros de ese órgano de dirección. Convencido de la necesidad de la organización partidaria de los comunistas guatemaltecos, lideró el proceso de refundación del PGT, en especial desde el año 2013, tarea que a pesar de las dificultades continúa avanzando.  

En el camino de la refundación de nuestro Partido, los aportes, el trabajo y la conducción del compañero César Reyes han sido fundamentales: 1) en dirección a mantener la vigencia de nuestros principios, teoría y práctica comunista, y 2) en la recreación de nuestras líneas estratégicas que se sintetizan en la lucha contra el capitalismo, el imperialismo, el ra  cismo, el patriarcado y la depredación de la naturaleza, que nutren nuestro programa y la búsqueda por la gestación del sujeto de la revolución guatemalteca. 

Como consecuencia de su militancia comunista, César Reyes vivió como un convencido sobre la necesidad del socialismo para Guatemala. Sus principios y anhelos fueron llevados a la práctica, además, en el ámbito de sus relaciones diversas. Así lo confirmamos quienes tuvimos el honor y la dicha de haber convivido con él. César fue un camarada, compañero y amigo extraordinario, un revolucionario solidario, valiente, preclaro, de aquellos que han sido capaces de dar la vida por el hermano y camarada de ser necesario. César fue de los que nunca claudicó en la lucha por el socialismo. 

Su claridad como intelectual comunista es parte de su legado. Por eso estamos convencidos en los pasos y las luchas a emprender en este momento histórico, para recuperar la capacidad organizativa y política de la clase trabajadora y de los pueblos guatemaltecos en dirección a retomar la lucha para la toma del poder y la construcción del socialismo en Guatemala. Sin duda alguna, seguiremos el camino que histórica y colectivamente nos hemos trazado, en dirección a la construcción de una sociedad justa, digna, soberana y solidaria. Ese será nuestro mejor homenaje al trabajo y lucha de nuestro camarada Cesar Reyes. 

Camarada Cesar Reyes 

Seguirás en el corazón y lucha de tu Partido 

¡Hasta la Victoria Siempre! 

file:///C:/Users/familia/Downloads/Camino%20Socialista%20No%2054,%20A%C3%B1o%207,%20%C3%89poca%201.pdf





OLIVERIO ESTA AQUÍ Y EN LAS CALLES EXIGIENDO LIBERTAD.


Homenaje a Oliverio Castañeda de León, a 42 años de su asesinato.

Poema de Estuardo Alvarez, de COMUNICARTE.
Oliverio Castañeda de León se destacó en la directiva de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU), de la Universidad de San Carlos de Guatemala cuando, en el período 77-78, ocupó el cargo de secretario de finanzas. En mayo de 1978 fue elegido secretario general de la AEU, respaldado por el grupo estudiantil Frente, que aglutinaba a asociaciones estudiantiles de diferentes facultades y escuelas de la Universidad de San Carlos.
Un 20 de octubre, de 1978, Oliverio Castañeda De León, líder estudiantil guatemalteco, fue asesinado en pleno centro de la Ciudad de Guatemala, durante el régimen del General Fernando Romeo.

30 AÑOS ASOCIACIÓN COMUNICARTE 1990 -2020

COMPARTIENDO EL ARCHIVO DE DOCUMENTALES
MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

Hablar hoy de Memoria Histórica o de Memoria Colectiva, es hablar del trabajo que COMUNICARTE viene desarrollando desde 1990.

martes, 20 de octubre de 2020

CONMEMOREMOS LA GESTA REVOLUCIONARIA DE 1944, ENARBOLANDO LA BANDERA DE LA REVOLUCIÓN


A 76 años de la Revolución de Octubre, los comunistas en Guatemala estamos convencidos de la necesidad de crear las condiciones para otro triunfo popular que nos permita dejar atrás la larga noche de explotación, despojo, miseria, exclusión y racismo. Esta debe ser una tarea que la clase trabajadora del campo y la ciudad, los pueblos originarios, las mujeres, la juventud, el estudiantado y el conjunto de las organizaciones populares, las guatemaltecas y guatemaltecos comprometidos con la justicia social, debemos retomar en nuestros procesos de organización, formación y lucha constante.

Así como hace 76 años se derrocó a la criminal dictadura del militar Jorge Ubico, hoy debemos encaminarnos a derrocar la dictadura del capital y las estructuras mafiosas integradas por empresarios, militares, políticos rentistas y criminales de distinto tipo. Son estas estructuras las que controlan el Estado y garantizan la reproducción del sistema económico que le permite al capital local y transnacional lograr la máxima acumulación de riqueza, a costa de la explotación, el despojo y saqueo de los bienes públicos y comunes, con la consecuente miseria de la clase trabajadora y los pueblos. Son estas estructuras las que, de forma sumisa y ventajosa, entregan el país al capital transnacional y a los mandatos del imperialismo estadounidense.

Seguimos insistiendo en la necesidad de retomar el camino de la revolución guatemalteca. Para ello, debemos armarnos con ideas revolucionarias, con prácticas y formas de organización y articulación indispensables para asumir la tarea histórica de construir la sociedad socialista y el Estado al servicio de las grandes mayorías. Sin duda, las luchas de resistencia y las reivindicativas de los derechos de los pueblos y grupos oprimidos son el punto de partida, y deben ser el baluarte desde el cual avanzar hacia la constitución de la fuerza revolucionaria que, además de defender las conquistas de la Revolución de 1944, nos permita librar la lucha contra el capitalismo, el Estado y el gobierno que persiguen, reprimen y eliminan a los luchadores sociales, como ocurre con el gobierno de Alejandro Giammattei; un gobierno al servicio del capital, de la burguesía y las mafias.

Llamamos a recuperar la perspectiva de un proyecto político revolucionario, a construir un sujeto revolucionario plural y articulado orientado a llevar a cabo las transformaciones que requiere el país y que permitan romper las cadenas de la explotación, el despojo, la opresión, garante de los derechos de la clase trabajadora, los pueblos indígenas, las mujeres, la niñez y la juventud.

Conmemorar como simple remembranza la Revolución de 1944 resulta ya inconsecuente. Debemos recuperar su espíritu y levantar nuevamente y de forma creadora las banderas de la revolución guatemalteca para el siglo XXI.

Por Guatemala, la revolución y el socialismo

Partido Guatemalteco del Trabajo, PGT

Guatemala, 20 de octubre de 2020

https://partidocomunistadeguatemala.blogspot.com/2020/10/conmemoremos-la-gesta-revolucionaria-de.html