viernes, 22 de marzo de 2019

GUATEMALA: EN EL DÍA MUNDIAL DEL AGUA, DECLARACIÓN DE LA ASAMBLEA DE PUEBLOS, AGUA, VIDA Y TERRITORIO

DECLARACIÓN DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS Y MESTIZOS DE LOS DEPARTAMENTOS DE QUETZALTENANGO, TOTONICAPÁN, EL QUICHÉ, RETALHULEU, SUCHITEPEQUEZ, SAN MARCOS, GUATEMALA, SOLOLÁ, HUEHUETENANGO Y ESCUINTLA. ARTICULADOS EN LA ASAMBLEA DE PUEBLOS, AGUA, VIDA Y TERRITORIO; A LA OPINIÓN PÚBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL, MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y PUEBLOS EN GENERAL
 HACEMOS SABER QUE: 

Todos los afluentes de agua representados por ríos, lagos, mares, riachuelos, subterráneos y superficiales se encuentran desviados, acaparados, contaminados, en constante explotación por uso irracional de parte del modelo extractivo (minería, petroleras, agroindustria, turismo irresponsable e hidroeléctricas exceptuando las hidroeléctricas comunitarias con conciencia ecológica), que amenaza, extermina y depreda la vida de todos los seres vivos que dependen también del vital líquido.  

Vemos con tristeza y enojo como nuestra situación se vulnera y agrava debido a que el suministro de agua en muchos hogares no es suficiente o inexistente para cubrir las necesidades mínimas de alimentación, salud e higiene.  Así mismo, las mujeres y la niñez, nos encontramos particularmente afectadas por la contaminación y escasez del agua, especialmente en nuestros territorios. 

La gestión del agua basada en nuestras prácticas ancestrales y comunitarias; tiene una connotación sagrada, que se basa en una cosmovisión que la reconoce como un sistema de vida. En las ceremonias de los pueblos originarios, donde el agua es potencia y siempre está presente. Por ello se busca correlacionar la conciencia humana, con la conciencia del agua como Criatura-Universo. El agua no se reduce al compuesto químico natural de hidrógeno y oxígeno; se encuentra íntimamente vinculada a la vida vegetal, animal y al cosmos. Nosotros los pueblos originarios de Guatemala, sabemos que el agua piensa, siente, reflexiona, se enfurece, llora y también se entristece. Nuestra relación con el agua es profunda, mística, sagrada y con motivo de veneración. Al agua se le respeta, se le conversa; se le acaricia; se le transmiten alegrías (abunda su cauda) y tristezas (disminuye su caudal o la inexistencia de este). 

El agua es vida; que viaja de la tierra y se eleva al universo y viceversa, un regalo a nuestras siembras, cosechas y a nosotros mismos. La naturaleza es un todo; es movimiento y es acción, es la tierra, las montañas, los árboles, los pájaros, el fuego y el agua; ni más, ni menos, también para el ser humano, juntos en un solo sistema viviente. Todo es sagrado y cumple una función. El agua, el aire, el sol y la tierra son los elementos que forman al mismo ser humano y por ello es de gran importancia el respeto que se les guarda.  

En ningún caso las comunidades han cambiado la relación cósmica con el agua. Lo que ha cambiado son las relaciones de poder en un sistema de acumulación basado en normas que arbitrariamente el Estado ha impuesto para su propio beneficio y que convierten a el agua en mercancía, que legitiman su desperdicio y su contaminación; beneficiando a las grandes compañías nacionales e internacionales; donde se desconoce lo que perciben, piensan y sienten las civilizaciones milenarias de Guatemala, y no se toma en cuenta que casi la mitad de la población no tiene acceso a agua. 
Urge una nueva conciencia en el país, con respecto al universo y la vida. Asumiendo un cambio; no programático, sino paradigmático algo que se utiliza de ejemplo o de modelo), y crear una nueva actitud de ver el agua. 

Debido a la creciente necesidad para que el agua fluya libre y se conserve en forma natural, así mismo se mantenga limpia. Nos vemos obligados a actuar en esta articulación y pronunciando en el día mundial del agua que conmemoramos como parte de una lucha y la defensa de nuestros derechos que reclamamos legítimamente frente a un modelo de Estado; que criminaliza nuestras acciones y nuestras posturas. 

POR LO TANTO; DECLARAMOS: AL AGUA COMO UN SER VIVO, SAGRADO Y SUJETO CON DERECHOS 

EXIGIMOS: 
1.  A la corte de Constitucionalidad: Declarar el agua como un ser vivo. 
2.  Al congreso de la República: Legislar reconociendo el agua como ser vivo. 
3.  Al Procurador de Derechos Humanos: Defender los derechos del agua como un ser vivo. 
4.  Al Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales: Suspender toda autorización de aprovechamiento de agua con fines lucrativos y denunciar los casos de contaminación, desvío, usurpación y acaparamiento de cuerpos de agua. 
5.  Al Ministerio Público: Encuadrar la conducta en un tipo penal de quienes cometan delitos contra el agua. 
6.  Al Ministerio de Energía y Minas: Cancelar todas las licencias mineras, petroleras y de hidroeléctricas de gran producción, por violentar los derechos del agua. 

RESPETAR LA VIDA DEL AGUA; ES PROTEGER NUESTRO PRESENTE Y NUESTRO FUTURO 

QUETZALTENANGO 22 DE MARZO DEL 2019. 

viernes, 1 de marzo de 2019

GUATEMALA: FOTOREPORTAJE, CONMEMORACIÓN DEL 25 DE FEBRERO, DÍA NACIONAL DE LA DIGNIFICACION DE LAS VÍCTIMAS DEL CONFLICTO ARMADO INTERNO

Fotos: Arturo Albizures
#NoAla5377 #NoAlaAmnistía #amnistíaesimpunidad
Rechazo a la reforma a la Ley de Reconciliación Nacional se mostró en la marcha que recorrió el Centro Histórico, iniciando en la Corte Suprema de Justicia, pasando por la Plaza central y finalizando en el Congreso de la República, en  conmemoración del Día Nacional de la Dignificación de las Víctimas del Conflicto Armado Interno.



El 25 de febrero día Nacional de la Dignificación de la Victimas del Conflicto Armado Interno, fecha para dignificar la memoria de las personas que fueron desaparecidas, masacradas y ejecutadas por el ejercito de Guatemala.



 El 25 de febrero día Nacional de la Dignificación de la Victimas del Conflicto Armado Interno, es la fecha para honrar a hombres y mujeres sobrevivientes que están luchando por la verdad y la justicia.
Este día también recordamos los ideales de lucha de todas aquellas personas  víctimas del conflicto armado, que no tuvieron miedo de callar las injusticias, que trabajaron para que en este país desaparecieran el racismo, la pobreza, la discriminación, y la exclusión, y que siempre defendieron la dignidad y libertad de su pueblo.


El Congreso de La República esta impulsando  las reformas a la ley de reconciliación nacional, de aprobarse daría amnistía general para todos los militares condenados por delitos de genocidio, desaparición forzada, violación y tortura, cometidos durante el conflicto armado.



 El 25 de febrero de 1999 la Comisión para el Esclarecimiento Histórico, CEH presentó el Informe Memoria del Silencio, en el que se dan a conocer las atrocidades cometidas por las fuerzas represoras del Estado, en particular por el ejército de Guatemala durante el conflicto armado interno.


 El Informe Memoria del Silencio establece que los hechos cometidos contra poblaciones indígenas son actos de genocidio. Informa además de las desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales cometidas contra población civil, tanto en el área urbana como en las comunidades del país. Nombra los hechos de violencia y represión que sufrió el pueblo guatemalteco en manos de un ejército que con la implementación de la estrategia contrainsurgente cometió delitos de lesa humanidad.





 En lo que era antes la zona militar numero 21 de Coban, hoy CREOMPAZ, fueron encontrados 565 osamentas de hombres, mujeres, niños y ancianos.

 A la Memoria de los más de 200 mil muertos, 45 mil detenidos - desaparecidos entre ellos 5 mil niños, las 50 mil viudas, los miles de huérfanos, a mas de un millón de desplazados forzados, a los miles de victimas sobrevivientes que hoy sufren las secuelas de la tortura y la violación que la represión institucional de aquella época enlutaron a nuestro pueblo.



jueves, 28 de febrero de 2019

GUATEMALA: OPROBIOSA LEY 5377


No solo es un grave retroceso que pasa por sobre la legislación interna, sino sobre convenios y normas internacionales.
Miguel Ángel Albizures


Una niña de escasos tres años, agarrada de la mano de una anciana, luciendo su traje típico, sonríe y levanta una foto, posiblemente de su abuelo o de cualquiera de los que fueron detenidos desaparecidos y que no tuvieron la suerte de salvarse y continuar caminando por las tierras quichelenses. Pero en todas las manifestaciones de los familiares de las víctimas, siempre los desaparecidos estarán presentes porque alguien portará su foto o la pegará en mantas para recordarnos el pasado tenebroso a que nos sometieron las fuerzas de seguridad del Estado. Son fotos de desaparecidos en las Verapaces, Chimaltenango, Huehuetenango, Quiché, a lo largo de la Costa Sur o el Oriente del país.

Si las calles de Ciudad de Guatemala hablaran, nos dirían la forma y el momento en que fueron agarrados o sacados violentamente de sus casas miles de miembros del movimiento sindical, estudiantil, de pobladores, religiosos, profesores o catedráticos de diversos institutos y de la Universidad de San Carlos, que sufrió un allanamiento violento en 1985. Las fotos que fueron publicadas por los medios muestran a la soldadesca invadiendo la Universidad y la Escuela de Ciencias de la Comunicación, quizá para infundir temor en los futuros periodistas, pues ya a esas alturas, muchos habían sido asesinados y otros obligados al exilio para salvar la vida.

Los diputados, especialmente los más jóvenes, no deben de irse del Congreso con una mancha más, deberían dejar solo a Fernando Linares Beltranena levantando la bandera de la impunidad que representa la reforma a la Ley de Reconciliación. Él, el dinosaurio, está embarrado de la cabeza a los pies, y seguirá siendo una pieza importante para el pacto de corruptos, pues la iniciativa 5377 no solo es un grave retroceso que pasa por sobre la legislación interna, sino sobre convenios y normas internacionales, para favorecer a los responsables de crímenes de lesa humanidad y, de paso, poner fin al Programa Nacional de Resarcimiento, aun, cuando lo fundamental para los familiares de víctimas, es la búsqueda de la verdad y la justicia, el saber en dónde quedaron los cuerpos de sus seres queridos, arrebatados por las fuerzas de seguridad del Estado.

Tal como lo señala el comunicado el Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de la Paz “La iniciativa de Ley 5377 es un retroceso histórico, considerando que en Guatemala se han dado los primeros avances en la justicia transicional, mediante una ardua lucha por la búsqueda de la verdad y la justicia. Por eso no podemos permitir que vengan nuevamente los asesinos, violadores y torturadores que cometieron sus crímenes bajo la impunidad, a refugiarse cobardemente bajo el ala protectora de los diputados integrantes del pacto de corruptos, por medio de tan nefasta iniciativa de ley”. Si ustedes diputados, aprueban la oprobiosa Ley 5377, será una mancha que jamás se podrán quitar porque Jamás olvidaremos sus nombres que pasarán a ocupar un lugar junto a quienes cometieron los crímenes más horrendos que recoge nuestra historia.
https://elperiodico.com.gt/opinion/2019/02/28/oprobiosa-ley-5377/

jueves, 21 de febrero de 2019

GUATEMALA: 25 DE FEBRERO DÍA DE LA DIGNIFICACIÓN DE LAS VICTIMAS DEL CONFLICTO ARMADO INTERNO.

CONMEMORACIÓN DEL 25 DE FEBRERO,
DÍA NACIONAL DE LA DIGNIFICACION DE LAS VÍCTIMAS DEL CONFLICTO ARMADO INTERNO
El 25 de febrero de 1999 la Comisión para el Esclarecimiento Histórico, CEH presentó el Informe Memoria del Silencio, en el que se dan a conocer las atrocidades cometidas por las fuerzas represoras del Estado, en particular por el ejército de Guatemala durante el conflicto armado interno.

Dicho informe establece que los hechos cometidos contra poblaciones indígenas son actos de genocidio. Informa además de las desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales cometidas contra población civil, tanto en el área urbana como en las comunidades del país. Nombra los hechos de violencia y represión que sufrió el pueblo guatemalteco en manos de un ejército que con la implementación de la estrategia contrainsurgente cometió delitos de lesa humanidad.

El Estado, a través del Programa Nacional de Resarcimiento, en cumplimiento con las recomendaciones del Informe de la CEH promovió que el 25 de febrero se conmemorara el “Día Nacional de la Dignidad de las Víctimas”, para honrar a todos aquellos hombres y mujeres sobrevivientes, y dignificar la memoria de aquellas personas que fueron masacradas, ejecutadas y desaparecidas en manos del ejército por la política ejercida desde el Estado.

Es por ello que cada año familiares, sobrevivientes, colectivos y organizaciones sociales y de derechos humanos conmemoran esta simbólica fecha,  no sólo para recordar sino también para honrar la vida y lucha de campesinos, lideres estudiantiles y sindicalistas, académicos, religiosos, hombres, mujeres, niños y niñas, así como para demandar  justicia, resarcimiento y reparación integral porque no se puede dignificar a las víctimas mientras las graves violaciones a los derechos humanos permanezcan en la impunidad y los responsables no sean juzgados y encarcelados.

Este día también recordamos los ideales de lucha de todas aquellas personas  víctimas del conflicto armado, que no tuvieron miedo de callar las injusticias, que trabajaron para que en este país desaparecieran el racismo, la pobreza, la discriminación, y la exclusión, y que siempre defendieron la dignidad y libertad de su pueblo.

GUATEMALA: JUECES BAJO ACECHO

El pueblo debe rechazar tajantemente la militarización del Organismo Judicial y la vigilancia y control a los jueces, pues representa un retroceso peligroso que solo beneficia a las mafias.

Miguel Ángel Albizures

No faltaba más, la Juntita, los veteranos militares y la mezcla de civiles y militares agrupados en la Fundaterror, han logrado, en este período, encumbrar a los presidentes de los tres poderes del Estado y buscar, a través de ellos, el control de las decisiones que se tomen en el Ejecutivo, Legislativo y Judicial, pues para nadie es un secreto que el presidente Jimmy Morales es una marioneta con iniciativas, aparentemente propias, que tienden a restringir derechos ciudadanos. En el Poder Legislativo, gracias a su Presidente, los militares y empresarios tienen un aliado incondicional, a lo que hay que sumar diputados de diversos partidos que esperan el momento propicio para darle el zarpazo a la Ley de Reconciliación Nacional, para que sus compinches queden libres, y todos los crímenes de lesa humanidad que cometieron no vuelvan a ser perseguidos ni penalizados, y al mismo tiempo atar de pies y manos a las oenegés que estén trabajando junto los desheredados y a quienes busquen, como resarcimiento, la aplicación de la justicia.

Ahora intentan militarizar el Organismo Judicial, y mantener bajo control y vigilancia a los jueces y trabajadores con el nombramiento de Roberto Mota Bonilla, quien fuera miembro prominente de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia (SAAS), y quien por supuesto, está al servicio de la Inteligencia Militar. La preocupación de los jueces y del sindicato de trabajadores es legítima, pues hombres de particular, posiblemente militares de civil, han ocupado las instalaciones y acosado a trabajadores. Como bien lo señalaron los jueces “Más que protegidos nos hemos sentido vulnerables”, y tienen razón, pues muchos de ellos, especialmente quienes llevan los casos de alto impacto, han sido constantemente amenazados de muerte o presionados por estructuras criminales que han copado las instituciones del Estado.

Hay que reconocer la valiente denuncia de los jueces, pues en medio de las amenazas que sufren, han señalado las razones por las cuales se oponen al nombramiento de Mota Bonilla, y su rechazo a cualquier tipo de control y vigilancia que atente contra la independencia judicial, el Estado de Derecho y la democracia en el país. A muchos jueces y magistrados, les debemos los pocos pasos que ha dado el sistema de justicia, ellos han sido la dignidad de Guatemala, los que han puesto en alto el nombre del país al atreverse, repetimos, en medio de las amenazas, a mantener tras las rejas a un montón de criminales y corruptos que desfalcaron al país o que aterrorizaron a la población con ejecuciones extrajudiciales, capturas y desapariciones forzadas, o que arrasaron aldeas completas, como lo sufrieron los ixiles o los pobladores de Las Dos Erres en Petén. El pueblo debe rechazar tajantemente la militarización del Organismo Judicial y la vigilancia y control a los jueces, pues representa un retroceso peligroso que solo beneficia a las mafias.
https://elperiodico.com.gt/opinion/2019/02/21/jueces-bajo-acecho/

miércoles, 20 de febrero de 2019

GUATEMALA: DOCTOR HONORIS CAUSA A CARLOS FIGUEROA IBARRA,


Carlos Figueroa Ibarra
Disculpen ustedes la vanidad. Pero la verdad, siento mucho orgullo y satisfacción. Agradezco a todos los amigos y amigas que me hicieron llegar su afecto con motivo de éste acontecimiento inolvidable en mi vida. Mi cariño a Artemis Torres Valenzuela, a Olguita Pérez y a la Escuela de Historia de la USAC por haber promovido esta distinción.


HONOR A QUIEN HONOR MERECE
Miguel Ángel Albizures

La Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac) rindió un cálido homenaje a Carlos Figueroa Ibarra y le concedió, merecidamente, la distinción de Doctor Honoris Causa.

Sé que los cavernícolas de siempre van a aprovechar para escupir su veneno, no para hacer lo que hicieron en 1954, cuando sembraron el terror y la muerte contra quienes fueron parte de la Revolución de Octubre, porque los tiempos han cambiado, ellos no, pero la justicia, aunque no alcanza a agarrar vuelo, sí podría caerles encima.


El pasado martes, la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac) rindió un cálido homenaje a Carlos Figueroa Ibarra y le concedió, merecidamente, la distinción de Doctor Honoris Causa que esa casa de estudios concede a los académicos o personajes que han hecho grandes aportes a la academia y al país. Carlos, amigo de hace años, ha vivido mucho tiempo en México, aportando su talento a la Universidad de Puebla y la Usac.

El Musac estaba repleto de gente de todos los colores que escuchó, con atención, la amplia semblanza que un delegado de la Usac hizo de su trayectoria, desde el exilio de sus padres en 1954, al triunfo de la contrarrevolución cuando él apenas tenía dos años; la muerte de sus padres en 1980 bajo el gobierno dictatorial de Lucas García y su nuevo exilio en México desde los años ochenta a la fecha, pero también sus incursiones constantes al país que lo vio nacer y sobre el cual ha escrito libros e innumerables artículo y ensayos. En su haber hay muchas obras, entre ellas: El proletariado rural en el agro guatemalteco. (Guatemala, 1980.), El recurso del miedo. (Ensayo sobre el Estado y el terror en Guatemala). (Costa Rica, 1991.), Los Que Siempre Estarán en Ninguna Parte. La Desaparición Forzada en Guatemala. (México, 1999.), Paz Tejada. Militar y Revolucionario. (Guatemala, 2001.), ¿En el umbral del posneoliberalismo? Izquierda y gobierno en América latina. (Guatemala, 2010.)


Carlos, no es de los intelectuales apolíticos, como lo señaló la directora de la Escuela de Historia, es y ha sido siempre de los intelectuales denunciantes y comprometidos con su pueblo sin renunciar a sus principios y convicciones. Unas líneas de lo que respondió a compañeros de lucha lo dicen todo y por eso las compartimos “Fui militante revolucionario desde que tenía 21 años… porque estoy convencido de que con el capitalismo no hay futuro ni para el ambiente ni para la humanidad. Estoy convencido también que solo una economía dirigida hacia la satisfacción de las necesidades sociales y no hacia las ganancias es la que le dará sustento a una sociedad llena de humanismo”. De plano como los Dinos están enfermos de anticomunismo, van a decir que la Usac está influenciada por comunistas, que le dan un reconocimiento a un comeniños, porque jamás reconocerán su atraso y su incapacidad para argumentar seriamente contra quienes se han jugado la vida por el país y han servido y puesto en alto el nombre de Guatemala, sin intereses mezquinos como aquellos que dicen amarla, pero asesinan o destierran a sus mejores hijos.
https://elperiodico.com.gt/opinion/2019/02/14/honor-a-quien-honor-merece-2/?fbclid=IwAR01VM2Pp_Nt5K-FeNF32z6OYIJv-vzPFGor_YVuW3SvDpAoW3I0WSIrbr8

GUATEMALA: #NoALaAmnistía #SiaLaJusticia #NOALa5377 #AmnistíaEsImpunidad


Hijos Guatemala 
En la Zona militar 21 de Cobán, hoy CREOMPAZ fueron encontrados 565 osamentas: 22 menores de 3 años, 20 niños entre 4 y 12, 52 adolescentes, 130 entre 18 a 25 años, 315 de 26 a 49 años. Actualmente el Congreso de Guatemala impulsa la iniciativa 5377 que busca exonerar a militares responsables de este crimen al igual que todos los que cometieron durante la guerra en Guatemala. 

Esta foto es una de las fosas clandestinas encontradas en la antigua zona militar que hoy sirve para el entrenamiento de los llamados cascos azules.



Dedicado a todas y todos los que lucharon y siguen luchando, por las y los detenidos desaparecidos, por los que dieron su vida con al esperanza de una nueva Guatemala.

Imágenes que marcan la violación a los derechos humanos en Guatemala, con imágenes del archivo histórico de COMUNICARTE.