jueves, 12 de noviembre de 2015

JUSTICIA VS. IMPUNIDAD Y CORRUPCIÓN


MIGUEL ANGEL ALBIZURES
 Entre dientes, han aplaudido a la CICIG y a la Fiscal General, pero siguen pujando por un Estado débil y a su servicio.
Todos sabemos que en Guatemala se está librando una guerra contra la impunidad que reina en el país, y contra la corrupción enraizada en las instituciones del Estado. Quienes lo han hecho, y deben seguir haciéndolo, es el pueblo, el Ministerio Público, la CICIG, el Organismo Judicial y los abogados probos que no integran la clica de abogánster dedicados a corromper jueces.

Pero eso, no lo pueden hacer con cascaritas de huevo ni con buenas intenciones, se necesitan recursos económicos para poder ampliar su cobertura; tener la infraestructura necesaria; profesionalizar fiscales y jueces, e incluso para depurar sus instituciones, que han sido infestadas por el narco, el crimen organizado y hasta por los “honorables” empresarios, que requieren favores para evitar que les caiga el peso de la justicia.

Y el dinero, como ya sabemos, no está en las arcas de la mayor parte de la población, sino en las de unas pocas familias que siempre han dicho que no pagan más impuestos porque se los roban. Más de la mitad de la población vive en la pobreza, otro porcentaje en pobreza extrema y la niñez continúa padeciendo y muriendo de desnutrición crónica, mientras, da grima saber que hay familias, o sea empresarios, que facturan más de US$2 mil millones al año, que evaden impuestos y se oponen a cualquier intento de aumentar la carga tributaria. Entre dientes, han aplaudido a la CICIG y a la Fiscal General, pero siguen pujando por un Estado débil y a su servicio, por eso no les ha gustado que el jefe de la CICIG hable de un impuesto transitorio, que podría servir para fortalecer el sistema de justicia y especialmente a la institución encargada de la persecución penal, a la que este año le correspondían Q1,100 millones, y apenas le entregaron Q718 millones, es decir, sacrifican al organismo que ha contribuido con los decomisos al narco a fortalecer las arcas del Estado. El pueblo ha empezado a recuperar la confianza en el sistema de justicia y aplaude los golpes que se han propinado a las estructuras criminales, así como la actitud de los jueces, como Miguel Ángel Gálvez, quien ha contribuido de forma invaluable, a fortalecer el sistema de justicia. Según investigaciones publicadas, la fortuna acumulada por unas pocas familias guatemaltecas pasa de los US$30 mil millones, y estas aumentan cada año, si entre ellas se desprendieran, por lo menos de US$1 millardo, se podría resolver en el año 2016, los serios problemas económicos del sistema de justicia, de los hospitales, de la educación y hasta de la vivienda de las familias afectadas por las lluvias, y si además, se gravara con el 50 por ciento a las mineras y no se exonerara de impuestos a las empresas maquiladoras y otras aprovechadas, otro gallo cantaría en las arcas nacionales.
http://elperiodico.com.gt/2015/11/12/opinion/justicia-vs-impunidad-y-corrupcion/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada