viernes, 30 de diciembre de 2016

GUATEMALA: SOÑANDO DESPIERTO PARA EL 2017

El poder ciudadano bien ejercido es capaz de depurar las instituciones del Estado y rescatar al país.
Miguel Ángel Albizures
Siempre estamos haciendo planes a fin de año y pensando en qué podemos hacer, en los cambios de actitud personal en el actuar y en todo aquello que queremos lograr. Yo solo quisiera ver una ciudadanía activa, despierta, exigente, propositiva ante el Gobierno y los ministros, ante los diputados, magistrados, jueces y fiscales. Una ciudadanía en las calles, intolerante con los corruptos y corruptores y con todos aquellos que abusan del poder. El poder ciudadano bien ejercido es capaz de depurar las instituciones del Estado y rescatar al país.

Quisiéramos que los partidos políticos, que solo son fachada, desaparezcan y que surjan nuevos liderazgos nacionales y locales sin complicidad con las mafias. Quisiéramos que las diversas expresiones del movimiento indígena y campesino, iniciaran un proceso serio de unidad, que pensaran más en lo que ello contribuirá al logro de sus objetivos y en lo que beneficiará al país, y no en sus intereses individuales y de grupo. Si a ello se lograra agregar un movimiento sindical renovado y activo, el futuro de la clase obrera y el campesinado sería promisorio.

Es importante y quisiéramos que así fuera, que las organizaciones estudiantiles de la Universidad de San Carlos, continúen su lucha y logren el rescate de la asociación y de la propia universidad para que vuelvan a jugar el importante papel de análisis, denuncia, propuesta y presencia activa frente a los problemas económicos, políticos, sociales y culturales del país. Igual lo deseamos de los estudiantes de Educación Media para que defiendan su derecho a una educación de calidad y para que no desaparezcan los Institutos históricos que están en la mira de las autoridades. 

Quisiera, pero por lo que se ve sigue siendo un sueño, que los fragmentos de la izquierda se unieran, que conformaran un solo bloque, que unieran sus débiles fuerzas hoy separadas, y tiraran al carajo el sectarismo, las ambiciones personales de la dirigencia y respondieran al llamado de unidad que, desde abajo, hacen muchos militantes que saben que la unidad da fuerza, que a través de ella se puede construir una real alternativa de poder. El 2017 es decisivo para construir una expresión de izquierda que ponga en qué pensar a otras fuerzas políticas de la derecha tradicional.

Hoy que se cumplen veinte años de los Acuerdos de Paz, es importante que las organizaciones políticas y sociales, rescaten su contenido y luchen por su cumplimiento. Dejar abandonado, desde hace veinte años, un programa mínimo para el rescate de la democracia y la justicia, es un error de las izquierdas y de los sectores democráticos del país que deben retomarlos y exigir su implementación. Recordemos que la unidad hace la fuerza y al poder ciudadano no hay fuerza que le doblegue. Ojalá y la dirigencia de las izquierdas mediten y den el ejemplo para que de verdad, sea un Año Nuevo.


http://elperiodico.com.gt/opinion/2016/12/29/sonando-despierto-para-el-2017/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada