martes, 6 de diciembre de 2016

SINDICATO DE COCA COLA -STECSA- GANA UNA NUEVA BATALLA FRENTE A LOS EMPRESARIOS DE COCA COLA FEMSA EN LA AGENCIA DE JALAPA, GUATEMALA.

Video y fotoreportaje: Arturo Albizures
Los trabajadores de Coca Cola, agencia de Jalapa resistieron por más de dos meses cuando la empresa decidió cerrar este centro de trabajo y dar por terminado el contrato de todos los trabajadores. A partir de allí se inició una lucha, los trabajadores permanecieron dentro de las instalaciones exigiendo su reinstalación.


El Sindicato de Trabajadores de Embotelladora Central SA (STECSA) gana esta batalla con el apoyo de las familias, de la solidaridad de las organizaciones hermana, nacionales e internacionales y el pueblo de Jalapa.

El acuerdo con la empresa recoge varios puntos, entre ellos la apertura de este centro de trabajo, la reinstalación inmediata de todos los trabajadores, el respeto a las leyes laborales y al pacto colectivo de condiciones de trabajo.

Históricamente el Sindicato de Coca Cola a librado varias luchas, a enfrentado una serie de maniobras y represión de parte de distintos empresarios con el fin de destruir el sindicato.

Relacionados:


 LAS CONSIGNA DE LOS TRABAJADORES DEL SINDICATO.

 ¡SINDICATO UNIDO JAMÁS SERÁ VENCIDO!
¡ADELANTE, ADELANTE QUE LA LUCHA ES CONSTANTE!
¡MÁRTIRES DE COCA COLA, PRESENTES EN LA LUCHA!


Las expresiones de alegria y de solidaridad invadieron las instalaciones de la agencia de Coca Cola Jalapa, la presencia de los directivos del sindicato y los exdirigentes que hoy son jubilados.




Los dirigentes sindicales anunciaron oficialmente la reapertura nuevamente de la agencia y la toma de posisción de los trabajadores en sus puestos de trabajo, seguidamente se canto el Himno Nacional y el Himno oficial del Sindicato.







Caso ilustrativo No. 67. El sindicato de la CocaCola

I. ANTECEDENTES
El sindicato de la Coca-Cola surge en 1948, con la apertura democrática propiciada por la revolución de Octubre de 1944. En 1954, cuando es derrocado el Gobierno del presidente Jacobo Arbenz, como consecuencia de la represión al movimiento sindical, el sindicato es disuelto.
En diciembre de 1974 se produce el resurgimiento del sindicato. La empresa “indemnizó a la casi totalidad de los obreros de la planta y posteriormente recontrata a la mayoría, con lo cual automáticamente los trabajadores perdían su antigüedad en la empresa. Fue ese el detonante para la reorganización del sindicato”. El 24 de enero de 1976 los trabajadores de la Embotelladora Guatemalteca, S.A. (EGSA-Coca-Cola) ocuparon la fábrica, después que fueran despedidos 154 de ellos. Ese día la patronal solicitó la intervención de la fuerza pública, que desalojó con violencia a los obreros, hiriendo a 12 personas y deteniendo a otras 14. Varios sindicatos iniciaron acciones de solidaridad con el de Coca-Cola, lo que originó un amplio movimiento que se materializó en la formación del Comité Nacional de Unidad Sindical (CNUS).
El CNUS logró encabezar una serie de campañas de movilización y denuncia que permitieron el reconocimiento legal del Sindicato de Trabajadores de la Embotelladora Guatemalteca, S.A. (STEGSA), la reinstalación de los despedidos y la aceptación por parte de la empresa para discutir el pacto colectivo de condiciones de trabajo.
II. ACCIONES CONTRA TRABAJADORES Y PERSONAS LIGADAS AL SINDICATO
El control del personal de la empresa se ejercía a través de miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado que laboraban en puestos administrativos, tales como el jefe de personal, el jefe de almacén y el jefe de seguridad. Incluso llegaron a la contratación de ex militares, como en el caso del ex teniente Francisco Javier Rodas Flores, quien llegó a la empresa acompañado de tres guardaespaldas. Pero, además, la empresa contrató a la Policía Militar Ambulante (PMA) para que se encargara de la seguridad.
En este contexto, se produjeron varios atentados contra trabajadores. El 10 de febrero de 1977, Angel Villegas y Oscar Humberto Sarti fueron ametrallados en la calzada Aguilar Batres, pero ambos sobrevivieron al atentado. Días antes los dos trabajadores habían acusado ante los tribunales a uno de los jefes de la empresa, quien los había amenazado de muerte. El 2 de marzo los asesores del sindicato, Marta Gloria de la Vega y Enrique Torres, sufrieron un atentado contra su vida, resultando heridos.
El 16 de octubre de 1978, Israel Márquez Pivaral, secretario general del sindicato, fue atacado a balazos cuando estacionaba su vehículo frente a su casa en la zona 11. Del atentado salió ileso. Sin embargo, Márquez Pivaral continuó siendo víctima de actos intimidatorios y amenazas que lo
La CEH, analizando los antecedentes del caso, ha llegado a la convicción que entre 1978 y 1980 fueron ejecutados arbitraria y sistemáticamente siete sindicalistas pertenecientes a la empresa Coca-Cola y una persona particular; que dos más fueron desaparecidos forzadamente y que los asesores jurídicos y varios miembros del sindicato sufrieron amenazas e intimidaciones, violándose de esta manera el derecho a la libertad, integridad personal y a la vida de las víctimas, así como el pleno ejercicio del derecho de asociación.

LISTADO DE LAS VÍCTIMAS
Ejecución arbitraria
Edgar René Aldana Ruano
Manuel Francisco López Balam
Manuel Moscoso Zaldaña
Marlon Randolfo Mendizábal García
Pedro Quevedo y Quevedo
Ricardo de Jesús García Ayfan
Arnulfo Gómez Segura
René Reyes

Desaparición forzada
Ismael Vásquez
Florentino Gómez

Herido en atentado
Angel Villegas
Enrique Torres
Gladys Castillo de Moscoso
Oscar Humberto Sarti
Silverio Vásquez
Marta Gloria de la Vega

Ejecución arbitraria (FAR)
Francisco Javier Rodas Flores
Ejecución arbitraria (desconcocidos)
Justiniano Vargas Casasola
Víctimas colectivas/desconocidas: 1
Fuente: CEH, Guatemala memoria del silencio.

Ver completo: http://raulfigueroasarti.blogspot.com/2012/10/el-sindicato-de-la-coca-cola.html

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada