viernes, 3 de marzo de 2017

GUATEMALA: BENEDICTO LUCAS VA A JUICIO POR DESAPARICIÓN Y VIOLACIÓN

La madre del menor desaparecido pidió encontrar los restos de su hijo.
FOTO: JOSÉ MIGUEL LAM > EL PERIÓDICO
Benedicto Lucas fungió como jefe del Estado Mayor del Ejército durante los hechos que se le imputan.
Manuel Benedicto Lucas García, general retirado y exjefe del Estado Mayor del Ejército, enfrentará un debate oral y público sindicado por la desaparición de Marco Antonio Molina Theissen, y por la violación y delitos contra los deberes de la humanidad de la hermana del menor, Emma Guadalupe.
Junto con él fueron enviados a juicio el exjefe del Estado Mayor de la Defensa, Manuel Antonio Callejas y Callejas, y Hugo Ramiro Zaldaña Rojas, exoficial de Inteligencia, por los delitos de desaparición forzada, violación con agravación de la pena y delitos contra los deberes de la humanidad.

Mientras que el general retirado Edilberto Letona Linares, y el coronel retirado Francisco Luis Gordillo Martínez enfrentarán a un tribunal de sentencia por delitos contra los deberes de la humanidad y violación con agravación de la pena.
Víctor Hugo Herrera Ríos, titular del Juzgado Primero C de Mayor Riesgo, reconoció que las pruebas fueron suficientes para pensar que hubo participación de los cincos exmilitares en la desaparición, violación y vejámenes en contra de los hermanos Molina Theissen.
Ahora será el Tribunal C de Mayor Riesgo, presidido por el juez Pablo Xitumul, quien dirigirá el debate para establecer si existe o no la culpabilidad en los sindicados.

El caso

La Fiscalía Especial de Derechos Humanos del Ministerio Público (MP) documentó ante el juzgador que Emma Guadalupe fue detenida ilegalmente el 27 de septiembre de 1981 por miembros del Ejército, quienes la llevaron a la zona militar Manuel Lisandro Barillas, en Quetzaltenango.

Allí, bajo el consentimiento de los altos mandos –ahora procesados– la joven activista estudiantil fue torturada y violada en repetidas ocasiones. Ocho días después logró escapar, lo que provocó la ira de los militares.

Al no lograr recapturarla, varios militares vestidos de particular llegaron el 6 de octubre de ese mismo año a la casa de la familia Molina Theissen, ubicada en la colonia La Florida, municipio de Mixco. Con armas de grueso calibre y con lujo de fuerza ingresaron a la vivienda en donde localizaron al menor de 14 años, Marco Antonio, a quien engrilletaron y metieron en un costal para llevárselo en la palangana de un vehículo oficial.

Pide los restos de su hijo
Emma Theissen Álvarez viuda de Molina, madre de las víctimas, se presentó ayer al juzgado y al finalizar la sentencia se limitó a decir, “Yo lo único que quiero es que aparezca el cuerpo de mi hijo”. Los familiares de los militares sindicados insultaron a los medios de comunicación, los activistas de derechos humanos y parientes de las víctimas en el lugar.


JULIO E. SANTOS JSANTOS@ELPERIODICO.COM.GT
http://elperiodico.com.gt/pais/2017/03/03/nota-4-23/

1 comentario :