lunes, 10 de octubre de 2011

    COMITE POR EL RESPETO DE LOS DERECHOS HUMANOS DE GUATEMALA
         SYDNEY-AUSTRALIA.

         Excelentisimo Senor Presidente de la Republica de GUATEMALA.
              Ing. ALVARO COLOM CABALLERO.
              Casa Presidencial, Ciudad de Guatemala, GUATEMALA C.A.

              De la manera mas atenta y respetuosa me dirijo a Ud. en nombre de los miembros del Comite por el Respeto de los Derechos Humanos de Guatemala con sede en la ciudad de Sydney, AUSTRALIA.

              El motivo de la presente comunicacion hacia su distinguida persona y con copia para algunas instituciones y organos del Estado guatemalteco, es con el objeto de expresarle nuestra continua,  permanente preocupacion y condena respeto a la situacion de los derechos humanos en Guatemala, que diariamente se violan ante la indiferencia  judicial  de los organos encargados de velar por el cumplimiento, proteccion y promocion de los mismos y castigo cuando estos se violan.  Las noticias que se transmiten en los distintos continentes, dan cuenta que America Latina  vive en medio de altos indices de violencia organizada, pero, senalan a Centroamerica particularmente a Guatemala  como un pais en donde ocurren diariamente  horrendos y execrables asesinatos, desapariciones, torturas, extorciones y amenzas de muertes.  Ante esta practica cotidiana, la mayor parte de la poblacion guatemalteca vive permanentemente en un estado de terror y zozobra. Lo anteriormente expuesto es una expresion en el marco de la violacion al derecho a la vida y seguridad de las personas en Guatemala.

             Los derechos economicos y sociales que deberian difrutar la mayoria de los guatemaltecos sin distincion de posicion de clase y economica, color, raza, idioma etc. estos derechos no se cumplen en su pais; en este caso me quiero referir al conflicto que origino la familia Wildman en el departamente de Alta Verapaz en el mes de Marzo 2011, familia que se adueno de una serie de fincas usando el compadrazgo con el Expresidente de Guatemala Oscar Berger. 14 comunidades se asentaron en el Valle del Polochic para cultivar y producir sus alimentos basicos de sustento diario(maiz, frijol, chile y hortalizas).  La familia Wildman y familia Berger ordenaron el desalojo violento y atroz contra los cientos de familias indigenas, arrasando, quemando y distruyendo sus humildes casas(si se quieren describir asi), siembras, cosechas y animales domesticos; lo mas que grave ocurrido dentro de estos desalojos, fue la accion violenta, represiva y criminal por parte del Ejercito Nacional de Guatemala, la Policia Nacional Civil y los escuadrones de la muerte al servicio de los terratenientes Wilman, Berger y otros existentes en el area, dejando como saldo varios campesinos heridos de gravedad y uno asesinado.  El conflicto del Valle del Polochic ha seguido su curso sin resolver el derecho a la tierra de las comunidades indigenas como tambien las autoridades continuan reprimiendo a las familias que han quedado desamparadas, la investigacion exhuastiva y castigo posterior a los responsables de cometer estos actos de represion y actualmente las familias viven  excluidos a la orilla de las carreteras sin  la atencion que el Estado guatemalteco  deberia otorgar urgentemente la asistencia y proteccion de los campesinos.  Ademas agragado a   la represion practicada, es la accion publica y directa de las fuerzas armadas y policiacas del gobierno guatemalteco, practicamente sin  ninguna duda es la continuacion de la politica de tierra arrasada y de contrainsurgencia implementada durante los 36 anos de conflicto armado que sufrieron los pueblos y territorios Mayas, esto proceso de genocidio fue dirigido, conducido y supervisado por el actual candidato a la presidencia de Guatemala para la segunda vuelta, el General OTTO PEREZ MOLINA quien es lider del partido de la violencia organizada Patriota, a quien se le deberia de detener y procesar para investigar su participacion en practicas de asesinatos masivos y evitar asi que llegue nuevamente el militarismo quien es el causante de tanto derramamiento de sangre desde 1954.

              Senor Presidente, la problematica agraria es estructural e historica, las condiciones que la originaron vienen agravandose y complejizandose hasta nuestros dias, nuevamente los pueblos indigenas y sus territorios, estan bajo la mira de intereses comerciales y los canones de las armas de las empresas multinacionales y familias corporativas oligarquicas, militares y de las grandes y extensas bandas de narcotraficantes.

             Nuestra organizacion recibio recientemente via electronica un comunicado urgente firmado por las Comunidades de Izalbal Municipio de Nebaj Departamento de Quiche, en donde denuncian que a traves del Decreto Ley No. 60-70 y 134-83, les fueron arrebatas sus tierras. En uno de sus parrafos textualmente dicen: " No queremos que nos devuelvan la tierra en forma condicionada, ni bajo figuras juridicas que limiten nuestra propiedad a las mismas.  Es decir nos quitaron nuestras propiedades privadas y comunales en el anio de 1984, se firmo la paz en el 1996 y todavia no nos han devuelto el derecho constitucional que tenemos a poseer la tierra en la que nacimos, vivimos y defendimos".

            Como se podra dar cuenta que su gobierno esta a las puertas de otro complejo conflicto de tierras; solicitandole a su administracion la pronta atencion y solucion a las peticiones de las distintas comunidades afectadas por el saqueo de sus tierras, sin utilizar la amenaza, suspencion de las garanticias individuales y colectivas de reunion, protesta, expresion y locomocion y el justo y debido proceso administrativo y del derecho agrario, ni bajo ningun punto de vista juridico utilizar al ejercito y policias y grupos paramilitares para reprimir y atemorizar a los demandantes como un mecanismo acostumbrado de practica politica estatal para silenciar las demandas de las grandes mayorias guatemaltecas.  La comunidad latinoamericana y australiana desde este momento se solidariza con el clamor y demandas de las comunidades indigenas campesinas, estando pendientes y alertas sobre el desenlace de los acontecimientos.

            Al agradecer su atencion a la presente, me suscribo de su honorable persona reiterandole mis atentos y respetuosos saludos.

           VICTOR HUGO MUNOZ.
Coordinador General: Comite por el Respeto de los Derechos Humanos de Guatemala.
Miembro fundador y activo del Foro Social Latinoamericano en Australia.       

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada