jueves, 17 de julio de 2014

¿Prevalecerá la justicia o la impunidad?


Por: Miguel Ángel Albizures

¿Por qué se dejó libre al agente de seguridad si habían fallecidos?

En la madrugada del 12 de julio supuestos funcionarios del Gobierno o agentes de la Policía, provocaron un accidente de tránsito en la 2a. avenida y 13 calle de la zona 1, dos fueron las víctimas y cuatro niños quedaron en la orfandad. Se trataba de dos mujeres que se ganaban la vida vendiendo en el mercado de la 1a. avenida, ya colindando con la zona 2. Se dirigían a la Terminal a
realizar las compras para la venta. En esa esquina fatídica una camioneta agrícola P125DLF, en la que supuestamente regresaban de farra funcionarios de Gobierno, arrolló el picop que manejaba el esposo de una de ellas. Se trataba de Óscar Ambrosio León, el piloto, su esposa Ana Lucía Xuyá Suret y la mamá de ella, Sandra Suret. La primera murió en el acto y la segunda en el hospital al saber la muerte de su hija.

Todos huyeron dejando en el vehiculounos zapatos de dama y otros objetos, pero fue posible la captura de Dani Brandon Fuentes Orozco quien supuestamente manejaba la camioneta agrícola, y según se sabe es agente de seguridad a quien no se le hizo la prueba de alcoholímetro y salió libre, mientras que al otro piloto el Juez le dictó prisión domiciliar. Conforme testigos, la camioneta fue rodeada por agentes de la Policía, quienes dijeron que tenían órdenes de que nadie la revisara. ¿Quiénes iban en ese vehículo? ¿Por qué se dejó libre al agente de seguridad si habían personas fallecidas? ¿Quién ordenó a la Policía resguardar la camioneta agrícola? ¿Se trataba de un agente de la seguridad privada o uno de la Policía Nacional Civil?


Como se trata de dos mujeres sencillas nadie dice nada y posiblemente todo quede en la impunidad y no se investigue quiénes más sean los responsables de ese percance, pues aunque después, según se sabe, se recapturó al piloto, posiblemente se siga protegiendo a quienes en la madrugada andaban de parranda, pues según los familiares de las víctimas, era evidente el estado de ebriedad del agente de seguridad cuando los llevaron a declarar.


Mucho se ha dicho de las policías privadas de seguridad, y Patricia Samayoa, una mujer comprometida por la transformación de esta sociedad, fue asesinada el 3 de julio por un guardia de una de tantas empresas ilegales que funcionan en el país y esperamos que, también en este caso como en muchos otros, se haga justicia y que no prevalezcan los intereses de funcionarios y agentes irresponsables que provocan la muerte. 


http://www.elperiodico.com.gt/es/20140717/opinion/250981/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada