jueves, 9 de febrero de 2017

GUATEMALA: EL DINOSAURIO DE CORBATÍN

MIGUEL ÁNGEL ALBIZURES
Si hay que hacer una limpia en el Congreso, se podría empezar por él.

En el Congreso de la República hay de todo, pero unos son más descarados y sinvergüenzas que otros y no se les puede llamar dignatarios porque carecen de dignidad y no representan, en ningún momento, los intereses del pueblo sino de los mejores postores que siempre son los narcos o los miembros de la elite económica que pagan porque se legisle a favor de sus intereses. Lo vimos claramente en la última votación para retirarle la inmunidad a la magistrada Blanca Stalling y someterla a juicio por tráfico de influencias. No hay que olvidar los nombres de los cinco que votaron en contra siendo ellos: Fernando Linares Beltranena, Oscar Quintanilla, Laura Franco, Oscar Escribá y Francisco Tambriz, todos con la cola machucada por sus relaciones o actos ilegales cometidos con anterioridad.

Nos vamos a referir a Corbatín porque él se gana con creces el repudio de la población y porque consideramos que el Ministerio Público y la CICIG deben hacer una investigación de todo lo relacionado a la compra y venta de niños, de las adopciones y hasta del robo de niños que con tanta frecuencia se da en Guatemala. 

En julio del 2007 escribí un artículo titulado “El abogado aguacatero” por el que tuve que enfrentar un juicio del Tribunal de Honor de la Asociación de Periodistas de Guatemala, promovido por Linares Beltranena. Pretendía que me expulsaran y la asamblea votó en contra. Me refería a las declaraciones que dio a Siglo XXI el 19 de junio del 2007, en las que él señalaba que era bueno que ganaran los abogados con las adopciones y comparaba la venta de niños con la venta de aguacates en La Terminal, diciendo que: “Mientras más trámites existan, más baratos van a ser los costos”. No sería raro que siga existiendo un bufete, con él a la cabeza, que promueva adopciones y algunas cosas más.

Hace poco se presentó una denuncia contra Corbatín por su actitud discriminatoria y su oposición a la iniciativa de Ley 5125 que se refiere a los derechos de personas con capacidades diferentes. Ojalá prospere y le tapen la boca que le apesta a discriminación y racismo. De él no hay que olvidar que ha sido defensor de narcos, de militares acusados de crímenes del pasado y de la empresa minera ubicada en San José del Golfo que utilizó a un exteniente del Ejército, Pablo Silas Orozco, para agredir a comunicadores sociales. Corbatín ha promovido juicio contra el jefe de la CICIG para que la corrupción siga viento en popa, así como promovió la expulsión del Embajador de Estados Unidos. Su oposición, al igual que lo ha hecho la cúpula del CACIF, al pluralismo jurídico, es una rotunda negación a los derechos de los pueblos indígenas, así como su respaldo a las políticas de Donald Trump, sugiriendo la construcción de un muro en la frontera de El Salvador y Guatemala. Si hay que hacer una limpia en el Congreso, se podría empezar por él y enviarlo, no a la cárcel, sino al lugar “rebonito” en donde merece estar y puede recibir atención.

MIGUEL ÁNGEL ALBIZURES
http://elperiodico.com.gt/opinion/2017/02/09/el-dinosaurio-de-corbatin/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada