jueves, 19 de abril de 2012

Democracia mercantilista Los empresarios chistan y los diputados lamen.

Opinión: elperiodico.com.gt

Democracia mercantilista

Los empresarios chistan y los diputados lamen.
Helmer Velásquez
Contundente ha resultado el “llamado al orden” que el pequeño grupo de empresarios del agro y sus pares de la industria lanzaron al Congreso de la República, a propósito del anunciado debate de la iniciativa legislativa 4084, Ley del Sistema Nacional de Desarrollo Rural Integral. La base del argumento empresarial es que la iniciativa adolece de vicios de inconstitucionalidad. Por lo menos cinco, dijo con aires doctorales y tono feudal el vocero del gremio. Tesis repetida instantáneamente por editorialistas, parlamentarios y adláteres del capital. Lo particular del asunto no es que los empresarios sugieran. Lo sorprendente y condenable es la rapidez con que el conjunto de congresistas, agrupados en las “jefaturas de bloque”, sumisos acataron la directriz y efectivamente retiraron de la agenda legislativa la iniciativa, cuyo destino –probable– es el archivo muerto. 

Otra evidencia vinculada, que irrita. Es que el Presidente de la República, pese a haberse comprometido en campaña a promover la aprobación de la iniciativa referida, y de haberlo reiterado a los delegados de la reciente marcha campesina, no haya emitido, hasta el día de hoy, ni siquiera una opinión política sobre el tema. Tampoco “reprendió”, vía la diligente secretaria general, a los miembros de su partido en el Congreso por haberle hecho quedar tan mal frente a la sociedad y los campesinos en particular. Su pacientemente labrada imagen de “cumplidor”, que pretende para sí y su gobierno, no existe más. No se nota ahora el calibre de estadista, ni remotamente, es creíble que encabece cruzada alguna del cambio. Más de lo mismo. 

Lo nefasto del extremismo empresarial y sumisa respuesta del Parlamento y Ejecutivo, es que se trata de hechos políticos cuyas consecuencias pagará la totalidad de la población: ausencia de desarrollo, confrontación, ingobernabilidad. En los últimos quince años el empresariado ha retrasado legislación y actos estratégicos de beneficio nacional, algunos ejemplos: en 2008 detuvieron el proceso de formulación del Código Agrario y Procesal Agrario. Ese año también “torcieron el brazo” a la hoy detenida Ofelia de León Reyes, presidenta del Organismo Judicial, por esas fechas. quien ante la presión abandonó la implementación de los Tribunales Agrarios. Este ejercicio del poder fáctico muestra de cuerpo entero al “Estado secuestrado”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada