martes, 3 de abril de 2012

Opinión: La Semana Santa. Que la limpieza social no siga siendo una práctica.

Opinión: elperiodico.com.gt


La Semana Santa

Que la limpieza social no siga siendo una práctica.

Miguel Ángel Albizures
Se supone que son tiempos de meditación, algunos dirán de oración y lo cumplen como mejor pueden, quisiéramos que para todos fuera eso y que los asesinatos violentos, con arma de fuego o en cualquier forma, dejaran de ser noticia principal pero no, siguen siendo ametrallados jóvenes, hombres y mujeres, y entre ellos adolescentes que son sorprendidos por hombres armados que dispararan sin ton ni son y se llevaban a otros de por medio, además de su objetivo principal.

Así sucedió el 24 de marzo, cuando fue asesinado el dirigente sindical Ovidio Ortiz, Óscar Alexander Rodríguez y Freddy Leonel Estrada, hijos de sindicalistas, así como Beldavé Santos, otros más resultaron con heridas de bala. El viernes pasado, en un complejo deportivo de la colonia El Paraíso II, cuatro hombres armados abrieron fuego contra varios espectadores y deportistas, dejando más de ocho personas heridas. Si uno sigue las noticias de muertes violentas, antes y durante la Semana Santa, quién sabe a cuántos asciende el número de muertos y heridos en una clara y mal llamada campaña de limpieza social que no ve caras, pero sí posición social, pues estos hechos se repiten continuamente en barrios eminentemente populares.

Pero el problema no es solo ese, pues los dinos parece que están activos y no han perdido tiempo para demostrarlo antes de la Semana Santa, y quién sabe qué pretenden hacer durante y después de la misma, si no se les sigue los pasos, pues no han dudado en amenazar a quienes han estado aportando evidencias en los procesos judiciales que se siguen contra militares, patrulleros y otros que tuvieron que ver en crímenes del pasado. El Ministerio Público, además de investigar exhaustivamente los asesinatos premeditados de jóvenes y la continuidad del femicidio, que sigue imparable, debe ver con atención y a partir de las evidencias que tiene, las presiones a que son sometidas personas que están dispuestas a aportar para esclarecer los crímenes.

No por gusto, la derecha recalcitrante, está viendo micos aparejados, empecinándose en que se sigan criminalizando los conflictos sociales y echando penca contra la cooperación internacional que, en muchos programas sociales y de desarrollo, suple la ausencia del Estado y la falta de sensibilidad de quienes más tienen y más acumulan. Que en esta semana, no sean mayores los reportes de hechos políticos trágicos y que la limpieza social no siga siendo una práctica para combatir la delincuencia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada