domingo, 8 de julio de 2012

PARA DERROTAR LA INTRANSIGENCIA DE PÉREZ MOLINA: CONSTRUYAMOS UN FRENTE NACIONAL DE ESTUDIANTES NORMALISTAS




 
PARA DERROTAR LA INTRANSIGENCIA DE PÉREZ MOLINA: CONSTRUYAMOS UN FRENTE NACIONAL DE ESTUDIANTES NORMALISTAS
 
La lucha más importante en el ultimo mes en Centroamérica, ha sido la firme oposición de los estudiantes normalistas de Guatemala a la transformación curricular que impulsa el gobierno de Pérez Molina que, entre otros aspectos, amplía el periodo de graduación de los futuros maestros, lo que tiene consecuencias económicas para todos ellos.

Esta rebelión de los estudiantes de magisterio contra la imposición de un cambio al plan de estudios por parte del Ministerio de Educación de Guatemala adquirió un tono dramático durante la semana que acaba de finalizar.

La ministra Cynthia del Águila había dispuesto que las clases se reanudaran el lunes 2 de julio; en el caso de los institutos tomados por los estudiantes, las actividades docentes se realizarían en lugares alternos. Aprovechando que la ministra llegaría al Parque de la Industria a inaugurar las clases, un numeroso grupo de normalistas acudió al lugar para dialogar con ella. Al verse rodeada por los estudiantes, la ministra y sus asistentes llamaron a las fuerzas represivas, que se hicieron presentes bajo el mando personal del ministro de gobernación, el ex militar López Bonilla. Las y los estudiantes se enfrentaron valientemente contra el pelotón antimotines. El resultado fue numerosos heridos, muchos intoxicados por gases pimienta y lacrimógenos, un docente del Instituto Rafael Aqueche y un estudiante apresados.

Este fue el preludio del desalojo voluntario de los institutos Inca y Aqueche esa misma noche,  bajo la presión de un despliegue amenazante de numerosos policías y agentes antimotines.

En los siguientes días, la Comisión de Educación del Congreso citó por enésima vez a la ministra Del Águila, quien esta vez sí acudió al llamado. La Comisión tomó el papel de mediadora y en una reunión posterior se llegó a un acuerdo entre representantes de los estudiantes y autoridades del Ministerio para iniciar conversaciones el 9 de julio.

Después de 50 días de lucha contra la imposición autoritaria de los funcionarios del Ministerio de Educación, es imperioso hacer un balance para corregir las deficiencias y posibilitar la victoria de los normalistas. Los compañeros estudiantes están despertando a la lucha y a la política y su inexperiencia, no obstante su intrépida valentía, se ha manifestado como falta de coordinación, improvisación, ausencia de una estrategia clara y de una contrapropuesta definida al planteamiento de reforma curricular del Ministerio. Los compañeros universitarios que han mostrado su valiosa solidaridad acompañando en lucha a los normalistas también han carecido de coordinación y su participación ha sido improvisada. El apoyo coordinado de otras organizaciones sociales ha tardado demasiado en llegar.

La marcha realizada por los normalistas el día 6, con el apoyo del Comité de Unidad Campesina y organizaciones feministas, sindicales, de estudiantes universitarios y otras, indica que sea empezado a corregir el rumbo. Igualmente, el anuncio hecho por representantes estudiantiles de que se realizaría una Asamblea General de los normalistas para unificar las propuestas que han surgido en los institutos de la capital y el interior, es un paso de suma importancia.

La tarea inmediata es fortalecer una plataforma o coordinadora permanente de apoyo a la lucha de los compañeros, que colabore en la elaboración de la contrapropuesta y ayude a que la propuesta del Ministerio sea derrotada en el Congreso. Este paso debe ser paralelo a la formación de un frente normalista a nivel nacional bien organizado y funcional que coordine el movimiento.

Las organizaciones magisteriales de Centroamérica, no puede quedarse calladas ante tan importante lucha. Hoy comenzaron con Guatemala, lo mas seguro es que mañana o pasado este tipo de planes neoliberales en las escuelas Normales se extienda a otros países, con las mismas trágicas consecuencias.

La solidaridad centroamericana de maestros y estudiantes Normalistas, es urgente y necesaria.
 
 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada