martes, 31 de julio de 2012

Opinión: Intolerancia gubernamental. La respuesta de Otto Pérez a José Rubén Zamora.


Opinión:

Intolerancia gubernamental

La respuesta de Otto Pérez a José Rubén Zamora.
Miguel Ángel Albizures
Recientemente, el Presidente de la República, en forma airada, salió en defensa de la vicepresidenta Roxana Baldetti, lo cual está en su derecho de hacerlo, pues sus razones tendrá, pero en esa defensa no puede pasarse llevando el derecho a la libre expresión, ni aprovechar su alto puesto para amenazar o acusar sin fundamento alguno, pues todos los funcionarios saben que pueden acudir a los tribunales si un periodista o un medio cae en la calumnia o difamación.

Ya nos estamos acostumbrando a escuchar las expresiones comunes de los funcionarios tales como: “no permitiremos, no aceptamos, no toleraremos” que son constantes cuando se da una marcha, una protesta contra las transnacionales de la minería o una crítica al trabajo que desempeñan las y los funcionarios que se consideran intocables y con el derecho de interferir en otros poderes del Estado. 

Con ello solo demuestran su desconocimiento de los derechos que otorga la Constitución y que desde el momento que asumen un puesto público están sujetos a la crítica y fiscalización de su desempeño, pues no por gusto existe el Artículo 35 constitucional y las organizaciones sociales lucharon por que pasara la Ley del Derecho al Libre Acceso a la Información, que no todas las instituciones del Estado cumplen. Si algunos fueron duros en la crítica al gobierno anterior, fueron los dirigentes del Partido Patriota que hoy se encuentran haciendo gobierno y cometiendo los mismos errores o desmanes y sirviendo a los mismos intereses.

En julio del año pasado, Jose Rubén Zamora denunció la existencia de “El Tenebroso Cartel de los “‘Durmientes’”, por lo cual recibió amenazas, pero se tendría que revisar quiénes de ellos, o ligados a ellos, están en este gobierno, pues hay una serie de puestos importantes que le interesa a la mafia controlar y las denuncias que hacen los periodistas deben tomarse en cuenta, en vez de emprender contra quienes se han dado a la tarea de investigar por donde merodean los zopilotes.

Esperamos, que no se les ocurra crear, además de la nueva policía judicial, una “fuerza de tarea” especial, para controlar o silenciar a los periodistas y ojalá antes de que ello suceda, despertemos y nos opongamos a todas las muestras de intolerancia de los funcionarios, sean del rango que sean.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada