viernes, 15 de mayo de 2015

EL FUTURO DE SAUL Y ROGELIO ES ESTAR LIBRES


SAUL Y ROGELIO
El día de hoy, viernes 15 de mayo de 2015, la Sala Séptima de Apelaciones de Huehuetenango, resolvió por unanimidad revocar la sentencia de 33 años y cuatro meses, impuesta a Saúl Méndez y Rogelio Velásquez, líderes comunitarios de Santa Cruz Barillas y reenviar el caso a la fase de inicio de debate oral, el cual proseguirá en un Juzgado de la ciudad de Quetzaltenango. Esta resolución no es más, ni menos de lo que esperábamos o demandábamos. En todo sentido, es el inicio para corregir un proceso legal lleno de vicios, tal como quedó demostrado en la Apelación Especial por vicios de fondo y forma presentada por los abogados que asistieron este largo e injusto proceso.
Para quienes hemos acompañado a Saúl Méndez y Rogelio Velásquez, nos parece que esta resolución nos pone en un punto de partida, nuevamente. Representa nuevos retos, nuevas oportunidades; no sólo para ellos y sus familias y comunidades, sino para nosotros mismos, porque además de la solidaridad, imprescindible en la defensa de la libertad, requiere de capacidad política y estratégica para trazar rumbos certeros en esta defensa que no es individual, sino de una Pueblo que ha sido atacado por Hidro Santa Cruz, empresa delincuencial.
Durante estos dos años de acompañarlos, hemos aprendido muchísimo sobre la necesidad de articular, de coordinar, de compartir, de ser generosos, de ser solidarios. Hemos tejido una gran Red de Apoyo, cariño y respaldo para ellos y Carmelia y Zenaida. Pienso que hemos mostrado que tenemos capacidad de abonar a procesos desde abajo, desde los lados, desde arriba. Todos somos necesarios e imprescindibles en esta lucha en contra de la acometida neoliberal, que toca lo más profundo de nuestras vidas y sentimientos. Que transforma nuestras realidades cotidianas, hasta convertirlas en largas noches, extensos días, y que vuelve lento el tiempo. Pero aún así, aquí estamos. Seguimos acuerpándonos.
Hidro Santa Cruz y todas las empresas transnacionales que pretenden despojarnos de lo nuestro, no lo van a lograr. Hidro Santa Cruz Tendrá que irse de Santa Cruz Barillas.
Para Saúl y Rogelio, no hay nada que les de tranquilidad, lo entiendo, ellos lo quieren todo y ese todo es SU LIBERTAD. Les dejo con la sonrisa de dos hombres que saben que están próximos a regresar a casa, aunque eso nos lleve un par de años más. Pero ellos van a regresar a Vivir con sus familias y comunidades.

Cecilia Mérida
Huehuetenango, 15 de mayo de 2015

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada