martes, 12 de mayo de 2015

II ANIVERSARIO CONDENA POR GENOCIDIO


Factor Méndez Doninelli
“Por `primera vez, en alguna parte del mundo´, se juzga a un jefe de Estado por genocidio bajo el sistema legal de su propio país, según Naciones Unidas. Las anteriores acusaciones de genocidio, como en Ruanda o Serbia, se presentaron ante jueces internacionales en cortes externas a esos países. Los ataques en Guatemala son considerados por muchos analistas como el único caso conocido de genocidio en el hemisferio occidental en la era moderna.”
(Mariano Castillo corresponsal de CNN en español, en colaboración con Miguel Salay. Fragmento reportaje. 2013.)
¡Felicitaciones a todas las Madres del Mundo, presentes y ausentes!
Entre manifestaciones y protestas ciudadanas que ocurren en el país exigiendo la renuncia de los Gobernantes Pérez y Baldetti; se celebra el segundo aniversario de la sentencia por genocidio, dictada el 10 de mayo 2013 por el Tribunal Primero A de Mayor Riesgo contra el general Efraín Ríos Montt, exjefe de Estado (1982-83), condenado a 80 años de cárcel por genocidio e incumplimiento de deberes de la humanidad, delitos cometidos durante el conflicto armado interno al aplicar prácticas contrainsurgentes contra población civil desarmada del área rural. Diez días después, esta sentencia fue anulada por la Corte de Constitucionalidad que ordenó un nuevo juicio, por ahora congelado debido a acciones interpuestas por la defensa del condenado militar.
Durante la ejecución de los hechos imputados a Ríos Montt, fueron masacrados por el Ejército guatemalteco 1,771 mayas de la etnia Ixil en el Norte del departamento de El Quiché. Después de 19 años de la firma de la paz, la inhumación de victimas ixiles enterradas en fosas comunes continúa, dirigida por el equipo de antropólogos de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala FAFG.
En las audiencias del juicio por genocidio se comprobó la verdad, rompió el silencio de las victimas y se estremecieron las estructuras de impunidad. La condena dictada luego de analizar pruebas, oír a más de cien testigos y a expertos nacionales y extranjeros, reveló las atrocidades contra la población Ixil y las graves violaciones a los Derechos Humanos cometidas por el Ejército, responsables de desgarrar el tejido social guatemalteco.
El juicio y su resultado es una victoria de la lucha contra la impunidad impulsada por familiares de las víctimas y defensores de derechos humanos. En el país reina la impunidad que tiene el poder de corromper, violar leyes, burlarse de la dignidad de las víctimas, del sistema de justicia y del Estado de Derecho.
Por otra parte, el 29 de mayo se cumplen 37 años de la masacre de Panzós, Valle del Polochic, donde murieron 34 indígenas de la etnia Q’eqchí, masacrados por tropas del Ejército y civiles armados al servicio de terratenientes locales. Hasta hoy, ninguno de los autores de este acto de terrorismo de Estado ha sido sometido a la justicia. Sigue imperando la impunidad.
El 25 de mayo, es el aniversario veintidós del auto golpe de Estado conocido como “el serranazo”, en esa ocasión la presión ciudadana expulsó del poder al aprendiz de dictador y sus secuaces. Lo mismo le está pasando a Pérez y Baldetti, quienes pronto serán defenestrados. #RenunciaYa.
En Guatemala los Gobernantes militares, neoliberales y las élites oligarcas, quieren mantener la impunidad, impedir a toda costa que se persiga a militares genocidas y violadores de derechos humanos, quieren que no se toquen las redes de corrupción, de crimen organizado, de narcotráfico. Quieren seguir imponiendo la impunidad para que sus actuaciones queden sin castigo, quieren seguir manoseando a su antojo la Justicia y retorciendo el Derecho.
http://lahora.gt/ii-aniversario-condena-por-genocidio/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada