martes, 22 de noviembre de 2016

DECLARACIÓN FINAL III CUMBRE CONTINENTAL DE COMUNICACIÓN INDÍGENA DE ABYA YALA TIQUIPAYA 2016


Las Autoridades de las Naciones y Pueblos Indígenas Originarias y
Campesinas, los Representantes de Movimientos y Organizaciones Sociales,
Comunicadoras y Comunicadores herederos y dueños absolutos de nuestras
sagradas tierras y territorios que mantenemos nuestra propia espiritualidad y
formas de vida, reunidos en la III Cumbre Continental de Comunicación
Indigena de Abya Yala,

Declaramos ante los pueblos del continente y el mundo:
Primero:
Las Naciones y Pueblos Indígenas Originarios Campesinos constituimos la
riqueza natural, humana, espiritual e histórica basada en nuestras
cosmovisiones, cultura y saberes ancestrales que convivimos en armonía y
hermandad con la Madre Tierra, restituyendo el camino hacia el Vivir Bien o
Buen Vivir de los Pueblos del Abya Yala y el mundo.

Los derechos reconocidos por los organismos internacionales como el
Convenio 169 de la OIT (1989), la Declaración de los Derechos de los
Pueblos Indígenas de la ONU (2007) y la Declaración Americana para los
Derechos de los Pueblos Indígenas (2016) no han logrado el ejercicio pleno y
efectivo en su aplicación por la gran mayoría de los gobiernos firmantes ante
las Naciones Unidas y la OEA, en su acostumbrada manía colonial y
demagógica.

Una sociedad de clases donde los convencidos de que nacieron con
privilegios para dominar y someter, han hecho de la mentira su instrumento
idóneo para reinar. Inventando guerras, genocidios, dividiendo y expropiando
nuestras propias tierras, aislándonos a vivir en reservas, áreas protegidas o
parques nacionales, convirtiéndonos en guardabosques, provocando la
migración de las comunidades a las grandes ciudades y en ellas pagar el
precio del exterminio de las identidades culturales de naciones y pueblos y la
destrucción lenta de la Madre Tierra.

Frente a la mentira y demagogia del imperio las Naciones y Pueblos Indígena
Originario Campesinos tenemos la responsabilidad de mantener la unidad y
organizarnos para planificar las políticas y estrategias de lucha para la
liberación de nuestros pueblos, ante la injerencia del capitalismo y el
neocolonialismo que nos invaden a través de las transnacionales para el
saqueo de nuestros recursos naturales.

Las Naciones y Pueblos Indígena Originarias Campesinas del Abya Yala nos
declaramos en Emergencia y alertamos al mundo, por la expresión radical y
conservadora, del reciente electo Presidente de los Estados Unidos, Donald 
Trump, que pretende amurallar y restringir derechos a nuestros hermanos y
hermanas de otras naciones y resume su acción política en racista, xenófoba,
sexista y misógina. En ese contexto, el capitalismo global en manos Donald
Trump significa para los pueblos indígenas, lo que Hitler fue para los judíos.

Las Naciones y Pueblos Indígenas del Abya Yala declaramos, la ciudadanía
Universal, porque la nuestra madre tierra no tiene fronteras para sus hijas e
hijos.

Segundo:

Las Naciones y Pueblos Indígenas del Abya Yala, rechazamos enfáticamente
la intromisión política del imperialismo yanqui que destruyen y pretenden
acabar los procesos democráticos en nuestro continente, utilizando los ya
conocidos golpes suaves, golpes económicos, congresales, judiciales entre
otros.

No renunciaremos a nuestros derechos de las Naciones y Pueblos Indigenas
que reconquistamos con marchas y otras formas de reivindicación, como
parte de nuestra lucha inclaudicable en defensa de nuestros territorios
ancestrales.

Las Naciones y Pueblos Indígenas del Abya Yala, defenderemos nuestros
procesos de cambio y gobiernos progresistas que garantizan nuestra
inclusión real y efectiva, con los que avanzamos y los respaldamos porque
nos representan genuina, legal y legítimamente, desde nuestras democracias
más profundas.

Las Naciones y Pueblos Indígenas del Abya Yala, manifestamos nuestro
rechazo e indignación por el permanente asedio y atentado a nuestros
hermanos y hermanas de Venezuela, Ecuador, Bolivia y el golpe ya
consumado en Brasil, lo que sucedió en Argentina, y previamente con
Honduras y Paraguay (en el lado sur del Abya Yala) que son víctimas de un
programa de injerencia criminal que afecta directamente a los pueblos
indígenas y los gobiernos.

Convencidos de que la unidad de las Naciones y Pueblos Indígena
Originarios Campesinos, pueden contener la arremetida imperial,
constituyendo una política continental de Comunicación para ser la fuerza de
nuestros pueblos y ser la muralla de dignidad frente al imperialismo.
La comunicación constituye la estrategia central para la liberación de los
pueblos indígenas y enfrentar al imperialismo con éxito.

Tercero:

Las Naciones y Pueblos Indígenas, mujeres y hombres unidos desde el norte
hasta el sur, del este a oeste, somos un continente que decidimos
autogobernarnos, en base a nuestros saberes, valores y principios y normas
propias de gobernanza.

Cuarto:
Las Naciones y Pueblos Indígenas Originarias Campesinas demandamos
descolonizar los Derechos de Comunicación e Información, que nacen de la
Libertad de Expresión, porque son inherentes a las personas, y reclamamos
porque históricamente somos tratados solo desde nuestra desgracia, vale
decir somos generalmente la “noticia negativa” y no desde nuestro aporte a la
vida cotidiana porque facilitamos alimentos, las ideas, principios y valores
para vivir bien material y espiritualmente.

Las mujeres y los hombres de nuestro continente de nuestros pueblos, tienen
en sus manos, la reproducción de la lengua, la cultura y los horizontes
dignificantes de la vida en común, pero fundamentalmente la capacidad
movilizadora, organizativa y guerrera para mantener viva la llama de la
esperanza descolonizadora y despatriarcalizadora.

Sin la Pachamama no hay vida, sin la mujer no hay vida.

Comunicar es entrar en comunión, hombres y mujeres, organizarse,
movilizarse, y llegar a la victoria, es la estrategia final.

Quinto:

Las Naciones y Pueblos indígenas del Abya Yala en el marco de nuestros
derechos de la Comunicación e información que nacen de la libertad de
expresión, manifestamos nuestra preocupación porque se han desarrollado a
un campo más ágil, denominado Redes Sociales y utilizan las nuevas
tecnologías de comunicación, se han convertido en un nuevo terreno militar,
altamente movedizo y donde el racismo, el machismo, el sexismo, la
misoginia, el ciber terrorismo, y la trata y tráfico, ponen en situación de riesgo
a nuestras comunidades.

La única forma de enfrentar esta guerra es con la verdad y con la educación
para el buen uso de las redes sociales.

Sexto:

Finalmente informamos a las Naciones y Pueblos que la IV Cumbre
Continental de Comunicación Indígena Originaria Campesina del Abya Yala
tendrá como sede Guatemala.

Dado en Tiquipaya a los 19 días del mes de noviembre del año 2016.
http://www.cumbresdecomunicacionindigena.org/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada