jueves, 22 de septiembre de 2016

GUATEMALA: PRESIDENTE AL VACÍO



ELMER VELÁSQUEZ

Un gobierno de pactos sociales es la opción.


Ya antes de los vaivenes del júnior y hermano, los analistas presagiaban lo peor para el gobierno actual, escuché de cábalas sobre cuándo caería. Esto me recordó los primeros dos años de Álvaro Colom, presidente que pese a tener partido de respaldo relativamente fuerte, innumerables sectores sociales le apostaban a la caída –otros trabajaban afanosamente para ello– la crisis Rosenberg, selló en ese momento, a juicio de los agoreros, la suerte Álvaro Colom. Va para afuera. No se les cumplió. Álvaro tenía otras condiciones: bancada en el Congreso, operadores políticos capaces en la tarea y militantes de su proyecto político: imbuidos de su razón histórica; y una base popular, cooptada vía transferencias condicionadas, dispuesta a manifestar. Álvaro, tenía, “pedigrí” y recorrido político, muchas horas de vuelo. El presidente Morales tiene muy poco de todo aquello.
Para empezar tiene una bancada, ajustada con especímenes poco presentables. Se dice de ellos, que son capaces de traicionarse a sí mismos. No tienen ideario alguno. Son, una rémora del pasado y la última cohorte del mal. Es decir, en el Congreso, Jimmy, está despoblado. El Gabinete Ministerial, parece una amalgama entre oportunismo e ineptitud, que no ha logrado lanzar una sola propuesta, que valga la pena, salud y finanzas, parece que marcarán diferencia. El resto asemeja una especie de tropa loca. Del partido político de Morales Cabrera, no sale ni ideología, ni propuesta, menos cantera de cuadros. Parece un Comité Cívico, que pasadas las elecciones debe desaparecer. Es decir, que Morales Cabrera, está políticamente solo. Su equipo se reduce a Jafeth Cabrera y un pequeño círculo que, trata de sacar la tarea. Una ventaja de Morales Cabrera, es el apoyo del venerado Señor de Esquipulas de la zona 10, incluso del que vive en Washington, este último hasta nos felicitó en el cumpleaños patrio. Más
cariño imposible.
Para donde voltee Morales Cabrera encuentra soledad, movimientos de silla, sonido de cascabeles; extorsiones de la mara de la novena. La única tabla de salvación probable, es articular pactos sociales, al margen de Ministros, lacayos, rosca militar y mara novena. Se trata de pactos con la sociedad organizada: ya en lo fiscal, desarrollo rural, reforma electoral, constitucional. El modelo educativo y de salud. Un pacto por la ampliación democrática. Rehacer este país no pasa por los políticos de armadura corrupta. Morales Cabrera, decide. O va a la alianza con la sociedad o da un paso al lado y deja que los Movimientos Sociales recompongan a empujones esta sociedad.
http://elperiodico.com.gt/2016/09/22/opinion/presidente-al-vacio/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada