jueves, 3 de mayo de 2012

Comunicado de Centro Kayb'alan caso Barillas


AYER FUE IXTAHUACÁN Y SIPACAPA, HOY ES BARILLAS,
 MAÑANA ¿QUIÉN?

Las autoridades del gobierno actual en contubernio con los medios de comunicación masiva, están tergiversando los hechos ocurridos en Santa Cruz Barillas, donde están buscando a los supuestos “incitadores y sediciosos” que provocaron el estallido social en el municipio. Equiparando las legítimas luchas de las comunidades de oponerse a la exploración minera e hidroeléctrica con el Crimen organizado y el Narcotráfico
Versiones confusos han acompañado el despliegue mediático, pues los hechos ocurrieron desde el pasado 1ro. de mayo a eso de las 15.00 horas y no fue hasta la tarde del día siguiente que empezaron a llegar informes; de que unos 200 personas inconformes con la construcción de una hidroeléctrica habían atacado a policías, soldados e intentado quemar una casa y destrozos en el campo de la feria.
Cualquier ciudadano desinformado, reaccionaría condenando la actitud de los barillenses, sin embargo, informes alternativos han señalado que el origen del descontento, fue porque hombres armados emboscaron a tres personas, líderes comunitarios; que retornaban de la cabecera municipal hacia su comunidad cercana a Posa Verde, lugar donde la empresa Hidro Santa Cruz pretende construir una hidroeléctrica; como resultado de ese atentado falleció el señor Andrés Francisco Miguel y resultaron gravemente heridos Pablo Antonio Pablo y Esteban Bernabé; y que al parecer, uno de ellos se ha negado a vender sus tierras y ha sufrido persecución legal por parte de la empresa que desconociendo el sentimiento generalizado de la población que se opone a la construcción de la empresa hidroeléctrica en su municipio.
Ante esto se puede evidenciar el irrespeto a la voluntad de los vecinos del municipio, que una y otra vez han reiterado su inconformidad de ceder y beneficiar a una empresa con la construcción de una hidroeléctrica, que no traería ningún beneficio directo al municipio; puesto que la energía sería interconectada con la red nacional.
Urge entonces cumplir la ley, no es buscar a los líderes de los inconformes, sino primero los asesinos de Andrés Francisco Miguel y daños a sus compañeros y los autores de estos hechos sean llevados a la justicia; luego retomar el diálogo, para aterrizar en un pliego de demandas que los barillenses deben de proponer ante las autoridades del Ministerio de Energía y Minas, así como su participación directa en la creación, funcionamiento y administración de alguna empresa hidroeléctrica que podrá construirse, pero con el consentimiento de la población.
Centro Kayb’alan no se opone a la posibilidad de la construcción de mini hidroeléctricas, siempre y cuando sean bajo la tutela del Estado y con la plena participación de los vecinos, así como los beneficios que de ello se obtendría para la rebaja de los costos de facturación social de la energía que se pagan actualmente, pero que igualmente son propiedad de las corporaciones internacionales;  que incluso ha movilizado a miles de poblaciones campesinas e indígenas del Occidente y la Costa Sur, para que sea de nuevo propiedad del Estado, es decir un proceso de renacionalización de la Energía del país.
Centro Kayb’alan se une al clamor generalizado y de solidaridad con la población de Santa Cruz Barillas, así como exigir el pleno goce de las garantías constitucionales que significa la no militarización y aplicación del estado de sitio, la búsqueda de diálogo, la suspensión de la licencia actual a favor de Hidro Santa Cruz, el resarcimiento a las familias de los comunitarios víctimas de prácticas de represión que se supone están extintos y en un país en democracia; garantías generales de resguardo de los recursos naturales y los territorios indígenas.
Por el respeto a los pueblos indígenas y el Estado de Derecho
Centro  Kayb’alan, dado en la ciudad de Huehuetenango el 3 de mayo de 2012

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada