martes, 15 de mayo de 2012

Barillas, derechos conculcados: Lo que el Estado ignora es la muerte de sus ciudadanos.

Opinión:elperiodico.com

Barillas, derechos conculcados

Lo que el Estado ignora es la muerte de sus ciudadanos.
Miguel Ángel albizures
Cuando se niega el ejercicio de derechos ciudadanos y los policías, los soldados y los fusiles se anteponen al diálogo y se hacen presentes en los conflictos sociales, lo único que cabe esperar es la polarización, la violencia, los muertos y heridos, jamás la solución pacífica de los mismos, aún cuando metan en la cárcel a media población y le arrebaten a sus principales dirigente. Hoy en día, no se trata de campesinos e indígenas postrados, agachando la cabeza, ni recibiendo los espejitos de la madrastra España, sino de ciudadanos conscientes de sus derechos históricos negados.
Justificar el Estado de Sitio, los allanamientos, las detenciones, la persecución y la toma, con más de 800 efectivos, de Santa Cruz Barillas, por la presencia del narcotráfico, no tiene nombre y es un hecho que pesará sobre las espaldas del Gobierno. El crimen organizado se sigue moviendo a sus anchas y en medio del conflicto de esta región, lo que se está garantizando son los intereses de la empresa española Econer-Hidralia, que se reconvirtió en Hidro Santa Cruz, para poner en marcha el proyecto Cambalam, en un área que la comunidad ha utilizado como centro ceremonial y de recreación. Los acuerdos entre la comunidad y el Concejo Municipal, rechazando ambos el proyecto en las consultas comunitarias, importó poco a los empresarios que comenzaron a presionar a los habitantes para la venta de terrenos, a denunciar dirigentes y a crear temor con la contratación de agentes de seguridad privada, de los cuales ya no tiene necesidad, pues el Estado, con sus policías y soldados, salvaguarda sus intereses.
Tal como lo señalan las organizaciones, hechos similares ya acontecieron en otras regiones cuando la población se ha opuesto a proyectos lesivos. Así pasó en Livingston en 2008, en San Juan Sacatepéquez en 2009, en el Polochic en 2011, en Regadíos, Cunén, a inicios de este año y en San José del Golfo, en el presente mes, donde se impone la fuerza y se retuerce la ley para garantizar intereses de nacionales y transnacionales en detrimento de los derechos de las comunidades. Lo único que el Estado sigue ignorando es la emboscada contra Andrés Francisco Miguel, Pablo Antonio Pablo y Esteban Bernabé cuando salían de la cabecera municipal hacia su comunidad. Andrés Francisco fue asesinado, los otros dos gravemente heridos. Era uno de los líderes comunitarios que no vendió su tierra, pese a las presiones recibidas por la Hidro Santa Cruz.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada