viernes, 18 de mayo de 2012

Guatemala: La fosa número 15 revela vejaciones contra 37 menores de edad

La Fundación de Antropología Forense de Guatemala ha encontrado 178 osamentas en la antigua Zona Militar 21 de Cobán, Alta Verapaz.

Evelyn Boche eboche@elperiodico.com.gt
EP Foto:  Rodrigo Abd > AP Antropólogos forenses trabajan en una de las fosas en el tomando Regional de Entrenamiento de Operaciones de Paz en abril.
Más fotos
EP EP
Las investigaciones en la antigua Zona Militar 21 en Cobán, Alta Verapaz, siguen dando pistas sobre uno de los episodios del conflicto armado interno. Una de las 19 fosas que ha excavado el equipo de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG) revela los abusos en contra de menores de edad. 

En la fosa 15 se hallaron las osamentas de 37 menores de 18 años y de varias mujeres, reveló el subdirector de la FAFG, José Suasnávar. En total, los forenses han encontrado 45 restos óseos de niños y adolescentes. Las evidencias están siendo trasladadas hacia la capital, con acompañamiento de la Policía Nacional Civil, para que sean analizadas por los expertos de la Fundación.

La Fiscalía de los Derechos Humanos del Ministerio Público (MP) le pedirá al Organismo Judicial que el caso de la Zona Militar 21 se separe de causa penal por la masacre del Plan de Sánchez,  informó el agente fiscal Orlando López, ya que el hallazgo de las fosas se derivó de un testimonio que surgió en el marco de las pesquisas por la citada masacre.

Hasta la fecha se han encontrado los restos correspondientes a 178 personas; 19 mujeres, 93 hombres y 66 en los que no se ha podido determinar el sexo. Los antropólogos han encontrado pedazos de tejidos que no corresponden a los trajes indígenas de Alta Verapaz, sino a Rabinal, Baja Verapaz, según la Fundación.

La fiscalía se centrará en determinar quiénes fueron los responsables de la matanza, que podría haber ocurrido de 1980 a 1985, según la fiscalía. Determinar la fecha de la masacre es una de las pistas clave en la investigación, una de las tareas que deberá efectuar la FAFG.

Para ello se evalúan los restos, algunas prendas y otros objetos, como monedas en el bolsillo de alguna de las víctimas, detalla Suasnávar. 

La Fundación tiene seis áreas por excavar. A la fecha han realizado trabajos en tres, pero solo han hallado restos humanos en una de estas. En el lugar trabajan cinco arqueólogos, dos antropólogos-sociólogos y personal que realiza los movimientos de tierra. También se están recolectando muestras para hacer coincidencias de ADN.

Aura Elena Farfán, de Familiares de Detenidos-Desaparecidos de Guatemala (Famdegua), dice que la denuncia de cementerios clandestinos se presentó en 2002, pero el caso no prosperó porque el fiscal del caso fue amenazado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada