jueves, 11 de agosto de 2011

Los Tzuultaq’as son los verdaderos dueños de la tierra



En Tezulutlán los Tzuultaq’as están en guerra contra el Ingenio  Chabil Utzaj
Por Nelton Rivera

Los Tzuultaq’as son los verdaderos dueños de la tierra y de todo lo que hay sobre ella. Son los propietarios originales del maíz.[1] Y son sus Aj ilol re  quienes vigilan la tierra.

Cuando llegaron militarmente los invasores españoles al  territorio del pueblo Q’eqchí en 1528 bajo el mando  del capitán  Sancho de Barahona intentaron retener al principal cacique q’eqchí en Chamá,  buscando controlar la resistencia q’eqchí, al poco tiempo este se escapo y regreso a su  tierra.

El ejército invasor intento infructuosamente tres veces ingresar al territorio Q’eqchí, pero fueron rechazados  y vencidos las tres veces, fueron los Tzuultaq’as hombres (cerros más altos) y mujeres (cerros bajos) quienes militarmente vencieron a  los españoles siendo una de las principales potencias de resistencia indígena  de la época.

Esta resistencia es reconocida para el pueblo q’eqchí como uno de los pocos pueblos indígenas en nuestra América  derrotaron varias veces a los españoles.  Así nace el nombre de Tezulutlán que significa “tierra de la guerra”.[2]     

Nuevamente  483 años después de la invasión española los Tzuultaq’as se encuentran alzados nuevamente en contra de los herederos de la rancia oligarquía centroamericana, en el territorio de Tezulutlán se lucha en defensa de la vida, contra la agresión empresarial y oligárquica representada por el ingenio Chabil Utzaj y la destrucción acelerada que este produce de la tierra.

Son decenas de comunidades Q’eqchies que luchan por la recuperación de sus tierras principalmente en el Valle del Polochic,  en donde intenta consolidarse uno de los recientes negocios de la familia Pellas Chamorro en Guatemala con la siembra de caña de azúcar y la palma africana para la  producción de Etanol y Biocombustibles.

La millonaria intervención del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) publicado en varios artículos de Elperiodico,  fue la antesala para la venta del Ingenio azucarero propiedad de los terratenientes Widmann.  El BCIE  beneficio el  restablecimiento de las operaciones del ingenio azucarero Chabil Utzaj después de su quiebra total. Como en mucho de los negocios de Carlos Pellas Chamorro, no es casual la presencia del  BCIE como capital del principal oligarca de Nicaragua.

Los desalojos violentos realizados por el ejército y la policía nacional civil durante el mes de marzo del 2011, involucran a funcionarios estatales y terratenientes, desalojos  claramente dirigidos y organizados por Carlos Widmann y su hijo como queda demostrado en el material presentado durante el programa especial sobre problemática agraria en el Valle del Polochic en Guatevision.  

De la misma manera desde el año 2007 los Pellas Chamorro intentan convertir las principales tierras fértiles en los departamentos de Olancho, El Paraíso y Yoro en Honduras  despojando a la población de sus tierras para convertirlos en  territorios para la producción  industrial de caña de azúcar y palma africana para fortalecer la producción de etanol.  Honduras actualmente bajo el golpe de estado ocupa el principal lugar en Centroamérica como productor y exportador de etanol de la región.

El capital de los Pellas Chamorro se enfrenta entonces contra el pueblo Q’eqchi en Guatemala por un lado y contra los pueblos indígenas Lenca, mestizos y Garífunas hondureños, quienes se resisten a perder sus tierras a manos de este oligarca,  hechos que son registrados por Giorgio Trucchi de la Rel-UITA.

La periodista Italiana Cristina Artoli[3] elaboro  un reportaje que se titula: “El Cónsul de los agrotóxicos - En Nicaragua un empresario envenena el agua e Italia lo premia”. Este reportaje desnuda como el gobierno de Italia premia al empresario Carlos Pellas Chamorro, y este a su vez utiliza de manera indiscriminada agrotoxicos en las grandes plantaciones de caña de azúcar y palma africana, envenenando con esto los recursos hídricos de la población.

Actualmente miles de trabajadores de los ingenios propiedad de los Pellas Chamorro están denunciando en Nicaragua que son más de 3 mil personas las fallecidas en los últimos años debido a la contaminación del uso de agrotoxicos para la  producción de la caña de azúcar y la palma africana.

Estos casos y denuncias son presentados por la Asociación Nicaragüense de Afectados  por Insuficiencia Renal Crónica (ANAIRC) afiliada a la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación, Agrícolas, Hoteles, Restaurantes, Tabaco y Afines (Rel-UITA).  

En este nuevo escenario Tezulutlán está en guerra y sus Tzuultaq’as así lo manifiestan en el Valle del Polochic,  consientes los Tzuultaq’as  en las tierras de la guerra despiertan, por eso sus hijos e hijas siguen defendiendo a la madre tierra, recuperando las tierras que el extranjero les despojo durante más de 4 siglos, donde no existe Estado y si la impunidad.

Naciones Unidas llama al respeto en el día internacional de los pueblos indígenas 9 de Agosto, y los agroindustriales atentan contra la vida.  Personal vinculado a la seguridad del ingenio Chabil Utzaj disparo contra la población, 22 familias q’eqchies  desalojadas que mantiene a la orilla de la carretera, en la finca Parana, El saldo de este ataque es de dos personas heridas; Martin Tec May de 35 años aproximadamente, con un disparo en el abdomen, Carlos Ical de aproximadamente 70 años con un disparo en la pierna, la niña Elena Tec 9 años, con una herida de bala en el pie,  las mujeres Maria Pop, Carolina Rax Tiul, Carolina Caal Cuc, y al señor, Juan Tiul Tiul, quienes fueron fuertemente golpeados por los atacantes.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada