viernes, 12 de agosto de 2011

Sistematica violaciòn de los derechos humanos, laborales y sindicales en Guatemala.

  La Confederación de Unidad Sindical de Guatemala  CUSG. Central General de Trabajadores de Guatemala  CGTG, Movimiento de Trabajadores Campesinos de San Marcos MTC y La Unión Sindical de Trabajadores de Guatemala  UNSITRAGUA, Ante la Opinión Pública Nacional e Internacional

HACEN SABER:

1.     Que la clase trabajadora guatemalteca históricamente ha sido sometida a pésimas condiciones de trabajo, de parte de los sectores económicos tradicionales, los ahora capitales emergentes y las diferentes instancias gubernamentales, sometida a la lógica de privatización de los servicios del Estado; generándonos grandes desigualdades económicas, sociales, políticas y culturales, lo cual se demuestra en los estudios que organismos internacionales han realizado y en los que constan los terribles niveles de pobreza, extrema pobreza, miseria, falta de vivienda, educación, salud pública, y la desnutrición crónica que afecta a mas del 50% de la niñez Guatemalteca.

2.     Otro aspecto es la total IMPUNIDAD y CORRUPCION  galopante en todos los niveles, Instituciones de gobierno y sector privado, facilitando el no pago de impuesto y evasión fiscal, la IMPUNIDAD y CORRUPCION también se genera por el alza incontrolable de los precios de la canasta básica de alimentos y la Canasta Básica vital, lo cual contrasta con los bajos salarios, el no pago del salario mínimo a miles de trabajadores y la utilización de contratos de trabajo bajo el renglón 0-29 y otros de tipo civil que desnaturalizan la relación laboral, como un fraude para no cumplir con las leyes laborales y otras obligaciones patronales.

3.     A eso se agrega el total irrespeto al derecho de LIBERTAD SINDICAL y de NEGOCIACIÓN COLECTIVA establecido en el Artículo 102, Inciso q) de la Constitución Política de la Republica de Guatemala y los Convenios 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo OIT. Derechos que son violentados por los empresarios en plena y abierta complicidad por las Autoridades de Trabajo, tanto Administrativas como Judiciales. Todo lo anterior se demostró en la II Conferencia Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, realizada el 21 y 22 de julio del presente año.

4.     Estas y otra serie de situaciones graves que enfrenta la clase trabajadora guatemalteca obligo a las organizaciones sindicales autónomas a mantener desde hace mas de 15 años una constante denuncia y presentación de quejas ante los Órganos de Control de la OIT y otras instancias nacionales e internacionales sobre la sistemática violación de los Derechos Humanos y laborales; con el acompañamiento y solidaridad de organizaciones sindicales hermanas de carácter internacional, dentro de ellas la AFL/CIO de los Estados Unidos.

5.     Guatemala asumió los compromisos contenidos en el capítulo 16  del Tratado de Libre Comercio  DR-CAFTA,  de garantizar el respeto a los derechos laborales fundamentales,  y ante el incumplimiento de sus obligaciones de proteger a los trabajadores y trabajadoras como lo establece el capítulo 16,  en el año 2008, las organizaciones sindicales guatemaltecas con el apoyo y solidaridad de la AFL-CIO entablaron una demanda contra el Ministerio de Trabajo y Previsión Social de Guatemala por el incumplimiento de la protección de los derechos laborales fundamentales y  por no prevenir la violencia en contra de los sindicalistas.

6.     El resultado de esa violación sistemática de los derechos humanos y laborales, pero fundamentalmente el de LIBRE SINDICALIZACIÓN Y DE NEGOCIACIÓN COLECTIVA, nos ha llevado a mantener toda una lucha tenaz del sindicalismo guatemalteco e internacional para que en Guatemala se cumpla y apliquen las leyes nacionales e internacionales en materia laboral, con la finalidad que la clase trabajadora tengamos acceso a condiciones de TRABAJO DECENTE Y UNA VIDA DIGNA.

7.     Por lo anteriormente expuesto, dejamos clara constancia de nuestra satisfacción por la decisión asumida por el gobierno de los Estados Unidos, en mantener la firme determinación en sancionar al Estado de Guatemala por no aplicar y hacer cumplir las Leyes Laborales Nacionales y los convenios Internacionales en materia laboral ya que no queda otra alternativa. Consideramos que el Gobierno de Guatemala debe trasladar esa sanción a los empresarios de la iniciativa privada y a los funcionarios públicos responsables de las violaciones a los derechos laborales, quienes con sus actitudes provocan la situación que hoy enfrenta Guatemala, además se debe resarcir a los trabajadores y trabajadoras que hemos sido víctimas de violaciones a nuestros derechos humanos y laborales.

1.     Nuestro reconocimiento, valoración y agradecimiento a los compañeros y compañeras de la AFL-CIO por todo su empeño, apoyo y solidaridad con la lucha de la clase trabajadora guatemalteca para que se haga justicia  y se ponga en práctica el pleno cumplimiento de los derechos humanos y laborales en Guatemala. 

Guatemala, 10 de agosto de 2011.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada