sábado, 24 de septiembre de 2011

Falleció su Majestad Lencho Patas Planas


COMUNICARTE se une al duelo de la comunidad  Sancarlista y de toda Guatemala, ¡Que viva Lencho Patas Planas! que la Santisima Chabela te tenga en su santa gloria,
Guatemala está un poco triste, inmóvil, conmovida…
Ayer murió en Río Dulce el embajador plenipotenciario de la alegría, Lencho Patas Planas, alias David Antonio Pinto Villafuerte…

Su invitación permanente a huir de la injusticia social y las lecciones de su batalla contra el mal humor y la indiferencia, permanecerán entre nosotros para siempre.



para seguir narrando la vida...

David Antonio Pinto

Ganó seis títulos consecutivos de Rey Feo
Wilver Martínez FotografíaKenneth Monzón Texto


 Lencho Patas Planas es un campesino del caluroso oriente del país y una de las imágenes más representativas de la Huelga de Dolores. Un hombre sincero, sencillo y malhablado, de ojos claros, pariente lejano de los españoles que habitaron en su natal Ipala, Chiquimula.

   Pocos saben que se llama David Antonio Pinto Villafuerte. Se inscribió en la San Carlos a los 33 años. “Lencho es un verdadero universitario, aunque nunca se graduó”, dice su amigo José Barnoya, el cronista de la Huelga. “Estudié Humanidades para saber tratar a la gente, Derecho para defenderme, Filosofía para saber pensar y Economía para tener un poco de pisto”, dice.
   El legendario Lencho fue ganador del reyfeato durante seis años seguidos y por su larga participación en el desfile bufo fue nombrado Rey Feo Vitalicio en 1978. A continuación una charla con Lencho en su casa en Antigua Guatemala.
   • ¿Por qué Lencho Patas
   Planas?
   – Lencho por Lorenzo, un nombre común en oriente. Patas Planas porque al 
caminar en las calles de mi pueblo no se pueden tener los pies nor ma les, pero sobre todo porque cuando camino piso parejo.
   • ¿YDavid
   Pinto?
   – Po cos 
saben mi nombre. Yo soy Lencho Patas Planas, alias David Pinto. Con Lencho soy más humano, pero con David soy un tanto indiferente a la realidad de las cosas, no me preocupo por la violencia y la inseguridad, soy uno más del montón.
   • ¿Qué soñó ser de
   niño?
   – Quería ser maquinista. Eso porque en la aldea San 
C aye - t a no, donde viví, pasaba el tren temprano y siempre me emocionó. Jamás imaginé siquiera hacer bromas de presidentes y
   militares y lo peor estar vivo y recordarlo y contarlo.
   • ¿Quién es su mejor amigo?
   – Si le digo un solo nombre me linchan 
otros 100 que no he mencionado, eso sin contar muchos más que me falta por conocer. Le digo, los mejores han estado en la Huelga.
   • ¿Qué ha variado en la
   Usac desde sus tiempos de
   estudiante?
   – Todo, porque antes había preparación. Cuando me subía en algún escenario a actuar con mi sombrero y los caites de hule, ya tenía 
preparado un discurso. Una vez iba a decir bromas del general Arana y él estaba en la primera fila. Y al verlo dije, miren muchá, venía a hablar de este hombre, pero yo me quiero mucho. Entonces, el presidente se paró y dijo: “Vine a escucharte, dale”. Entonces me disparé 45 minutos de sus tonterías en el Gobierno y todos me aplaudieron.
   • ¿Y la Huelga de ahora?
   – La respeto. Siempre habrá Huelga de Dolores mientras existan jóvenes castigados, engañados, maltratados, sacrificados y hasta malhablados, pero nunca doblegado pueblo 
de Guatemala.
   • ¿Qué opina de que ya
   no hay talacha y la capucha sigue?
   – No me gusta la capucha y menos la talacha. Jamás me cubrí la cara en mis presentaciones, aunque no la tengo tan bonita, además, dicen que soy un poco narizón, es que tengo la cara muy para atrás (risas). He visto a los estudiantes que usan las capuchas en el cuello como distintivo y esto está mejor.
   • ¿Qué dice del fútbol
   guatemalteco?
   – Yo fui jugador. Era portero de Sacachispas. Tengo años, pero años de no ir al estadio. Admiro a Juan Carlos Plata, él sí es un jugador de maíz. Guatemala irá al Mundial y hasta lo ganará, pero con mensajes de texto de celular.
   • ¿Qué hace ahora?
   – Muchos dicen que 
soy finquero, y sí, tengo unas vacas por aquí, pero en el Gobierno hay mucho ganado para contar. Me la paso retirado, yo ya he colgado los caites de Lencho, pero sigo de humorista.
   • ¿Por qué?
   – La última vez que actué fue hace 15 años. Ahora estoy tan aburrido que salgo temprano al banco a depositar y por la tarde lo voy a retirar. El cómico se cae con una cáscara de banano, el humorista es el que lanza la cáscara.
   • ¿Usted es amigo del
   ex presidente Portillo?
   – Sí. Hasta ayudé a bautizarlo por segunda vez. Él llegó a la catedral y pidió otro nombre porque ya estaba cansado. Lencho pasaba por ahí y al verlo le dijo: Mañana te tengo el nombre. Nos reunimos y le dije: Ya lo tengo, y es bíblico y te queda de maravilla: es Zaqueo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada