miércoles, 7 de marzo de 2012

Guatemala: En conmemoración del 50 aniversario de las jornadas de 1962


CONTRAVÍA
EL GERMEN DE LA INSURRECCIÓN
Factor Méndez Doninelli
Guatemala, 290212.

En conmemoración del 50 aniversario de las jornadas de 1962, comparto
un trozo de mis recuerdos y renuevo homenaje a la memoria de todos nuestros camaradas, héroes y mártires caídos en esas luchas populares. En esos días, me desempeñaba como Presidente de la Asociación de Estudiantes del Instituto Tezulutlán y dirigente del Frente Unido del Estudiantado Guatemalteco Organizado FUEGO.

El 1° de marzo de 1962, a las 11:oo a.m., estudiantes universitarios y
de post primaria, representados por la Asociación de Estudiantes Universitarios AEU y por el FUEGO, salimos de la antigua Facultad de Derecho USAC -hoy Museo Universitario- hacia la entrada principal del Congreso Nacional, para depositar en el frontispicio del Hemiciclo una corona fúnebre, como muestra de repudio al fraude electoral cometido por el régimen del General Miguel Idígoras Fuentes, en noviembre 1961.

Como producto de ese fraude, el 1° de marzo, tomaron posesión de sus cargos los diputados espurios, por eso, los estudiantes manifestamos nuestro rechazo a la burla electoral y solicitamos la renuncia del General Idígoras Fuentes.

Ese acto el 1° de marzo de 1962, fue el inicio de las jornadas pre
insurreccionales y populares a las que se sumaron amplios sectores
organizados de la población guatemalteca, no solamente en ciudad
Guatemala, el movimiento se extendió a otros departamentos del país.
El régimen desató una feroz represión con saldo de decenas de muertos, heridos, centenas de capturados y muchos compatriotas expulsados del país. Los acontecimientos iniciados en 1962, abrieron la puerta a la lucha armada organizada, siendo los estudiantes los primeros combatientes de la resistencia urbana y los primeros cuadros militantes de las unidades guerrilleras.

Las luchas populares de marzo y abril de 1962, fueron encabezadas por la juventud guatemalteca, la misma que a lo largo de la historia ha demostrado coraje y capacidad para defender los derechos e intereses de la población y los sectores desposeídos y marginados. Ha pasado medio siglo y las condiciones del país, en particular de la sociedad, no han cambiado. La lucha iniciada, continúa vigente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada