domingo, 19 de octubre de 2014

El Plan de Acción Inmediata Xalalá, asociado a la construcción de la represa de Xalalá, confronta a comunidades de la Zona Reyna, Uspantán, Quiché.

Imágenes integradas 1

Maquinaria PAI Xalalá

El día 16 de Octubre 2014 dio inicio la construcción de un mercado cantonal en terreno comunitario de las aldeas pertenecientes a la CPR de la Sierra en la finca Santocristo, Zona Reyna, Uspantán, Quiché. Lo que a primera vista pareciera algo positivo para el desarrollo de las comunidades oculta una perversa estrategia de imposición del proyecto hidroeléctrico Xalalá en comunidades que han manifestado su oposición a los megaproyectos mineros e hidroeléctricos.

Pese al rechazo a este tipo de proyectos por la mayoría de los comunitarios de las aldeas Unión 31 de Mayo, San Antonio La Nueva Esperanza, El Tesoro 9 de Marzo y San Marcos La Nueva Libertad, propietarios del terreno comunal en disputa,  los COCODES de primer nivel de las tres últimas aldeas mencionadas tomaron la decisión en 2013 (sin consentimiento de la población, ni del representante legal de la Asociación APCD Sierra) de donar los terrenos a la Municipalidad de San Miguel Uspantán (según escritura número 643 del 18 Julio 2013
)

Un equipo de periodistas independientes de la Red Tz’ikin llegó a la comunidad Unión 31 de Mayo a desarrollar un taller de cine y video comunitario y al ver la maquinaria trabajando se acercó a documentar los hechos. En ese momento un grupo de comunitarios que acompañaban la maquinaria se acercaron a los periodistas que trataron de presentarse mostrando sus identificaciones, pero no fueron escuchados y algunos comunitarios les insultaron y agredieron, tratando además de dañar su equipo fotográfico. Afortunadamente y gracias al apoyo de otro grupo de comunitarios en defensa de la vida y el territorio, se logró resguardar el equipo y por el momento, calmar la situación.

Miguel Pastor (45) de la aldea San Antonio La Nueva Esperanza, después de lo ocurrido manifestó: “el problema no es de ahora, el problema es el alcalde Víctor Hugo Figueroa que manipula a la gente. Nosotros hicimos una consulta en el 2010, pero el alcalde rechazó la consulta, y como la consulta es para defender nuestro territorio y nuestros recursos naturales, el alcalde vino a volantear a la gente que no se hiciera la consulta,… yo tengo que dar las órdenes dijo. El alcalde tiene contacto con las empresas por eso siempre está en contra de nuestros proyectos comunitarios y no respeta nuestro derecho aquí.”

Por su parte Candelaria Ramos (57) una de las mujeres ixiles que miraban impotentes la maquinaria trabajando en su terreno expresó: “Yo quiero ver una solución. Nosotros somos pueblos campesinos, sabemos que tenemos nuestros derechos y que gracias a la organización se compró la tierra. Esos que están trabajando ahora son de la empresa Xalalá, esos sinvergüenza, ladrones, los mandó el alcalde de Uspantán Víctor Hugo Figueroa. Esta tierra no es de una sola persona sino que de las 400 familias de asociados. El alcalde es el sin vergüenza que viene a provocar problemas aquí para que nosotros mismos nos agarremos entre familias (…) Lo que yo quiero ahora es estar en mi lucha porque es nuestra tierra y amamos a la tierra, ¿para qué vienen esos tractores a chingar a la madre tierra arrancando árboles? Lo que quiero es que haya ley y justicia para la CPR".

Imágenes integradas 2
Comunidades inconformes

Este proyecto es parte del denominado Plan de Acción Inmediata Xalalá 2013, 2014 que el Instituto Nacional de Electrificación (INDE) y la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN) impulsan en comunidades y cabeceras municipales del área para comprar voluntades y allanar el camino a la futura construcción de la Represa de Xalalá donde 54 comunidades de Uspantán, Cobán e Ixcán se verían afectadas.

Zona Reyna, Uspantán, Quiché, Guatemala, 16 Octubre 2014.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada