miércoles, 15 de agosto de 2012

Militares desalojan asentamiento "Jacobo Arbenz"


Militares desalojan asentamiento "Jacobo Arbenz" y arrojan a la calle a cientos de niños y niñas.






























Mientras el Gobierno del militar "Patriota" entrego recientemente tres fincas al Instituto de Previsión Militar (IPM) el día de hoy arrojo a la calle a cerca de 300 niños y niñas que sin nada que hacer solo observaron como fueron destruidas sus casas por cerca de cien anti motines militares que desde las nueve de la mañana se "escondian" adentro del cuartel Mata Moros según uno de los vecinos desalojados. 

Mientras a los militares se les entregan tres fincas La primera finca ubicada en Cayalá, zona 15 está valorada en un monto arriba de los Q23 millones; el segundo terreno ubicado en Puerto de San José, Escuintla  es propiedad del Ministerio de la Defensa Nacional, colinda con el Club de Aire y Mar, instalaciones de entrenamiento y operaciones de Fuerzas Especiales marítimas y paracaidismo del Ejército, Docenas de niños pasaran esta noche en la calle en improvisadas champas de nailon.



Militares sacan de una de las casas un cuna que fue dejada en la calle, la madre de familia quien no quiso ser identificada expresó que solo espera que hoy no llueva por que no tiene a donde ir.

 Una niña rescata un cojín de su casa mientras es destruida por la policía anti motín del ejercito de Guatemala.

Una niña llora inconsolable mientras la madre trata de recoger sus pocas pertenencias, expreso que de nada sirve una ley de vivienda recientemente aprobada por que este gobierno en dada se preocupa por designar los fondos necesario para atender a los miles de personas sin vivienda.

Unos pocos policías solo se limitaban a observar mientras los militares comandaron el desalojo de las cerca de cinco manzanas de terreno que desde mediados de enero de este año fueron ocupadas por mas de 200 familias de escasos recursos.


Una señora permanece parada, inmóvil y expresa que si quiera les hubieran dado unos días pero el desalojo fue repentino y sin posibilidad de mediar con las autoridades. 

Cuatro vecinas dicen que sus perdidas serán de miles, desde enero invertimos ocho meses de trabajo y ahora tendremos que empezar de cero, no es justo expresan. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada