jueves, 29 de noviembre de 2012

Al Gobierno se le acabó la cuerda


Da señales de atrofia funcional.

Helmer Velásquez
Opinión: http://elperiodico.com.gt/es/20121129/opinion/221278/ 
 Más rápido que lo esperado, el gobierno Pérez-Baldetti empieza a dar señales de atrofia funcional y política. De los baluartes que primero se difuminaron fue la consigna de probidad, en apenas unos meses ya se conocía que las compras en Salud, seguían por la ruta de la comisión y la prebenda. Se trata de un monstruo de mil cabezas señalaba la Vicepresidenta, cuando anunciaba por anticipado que la batalla estaba pérdida, “su” Secretaría de Transparencia no ha servido más que para darle trabajo a las amigas y taparle el ojo al macho. En investigación y castigo a la corruptela los avances son cero. Allí esta Fonapaz con negocios oscuros y salamería confesa. El mismo Presidente de la República en el afán de no quedarse atrás, asumió personalmente la responsabilidad del usufructo del Puerto Quetzal, “negocio” que batió récord en el tiempo que media entre solicitud –empresarial– y aprobación estatal.

Otra apuesta política comprometida con la sociedad es el endeudamiento público. Luego de ser un crítico del problema, Pérez Molina se transformó en adalid de esta nefasta modalidad de financiamiento estatal. La seguridad, está realmente devaluada; si bien la militarización de zonas rojas, parece estar bajando la tasa de homicidios  también es cierto que a nivel general la violencia sigue imparable y ampliándose, los crímenes de la clínica de belleza de la zona 15 y el alzamiento de los recluidos en la cárcel de máxima seguridad, son evidencia ingrata de la inoperancia oficial en el asunto.

El estrépito más importante en esta cadena de fracasos lo obtuvo Pérez Molina con su proyecto de reforma constitucional. La administración se muestra agotada. Quizá esto explique su torpe actuación frente a la conflictividad social. No saben cómo resolverla. Solo reprimen. Gobernación y Defensa tienen en esto sus mayores logros: presos en Barillas, muertos en Totonicapán, persecución y órdenes de captura en Santa Rosa, capturas en San Juan Sacatepéquez, detención de campesinos miembros de la Unión Verapacence de Organizaciones Campesinas (UVOC) en San Cristóbal Verapaz. Se trata de campesinos indígenas, trabajadores honrados, padres de familia, cuyo peculio no va más allá del salario mínimo. Con estos logros al final de año habremos de felicitar a las fuerzas policiacas por tan importantes triunfos y a la administración Pérez-Baldetti por judicializar exitosamente el hambre y la pobreza.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada