domingo, 4 de noviembre de 2012

Guatemala: Crean guía para desalojos



Crean guía para desalojos

El Ministerio de Gobernación publicó en su portal de internet los protocolos de actuación en casos de desalojo de manifestaciones y disolución de masas.

Una de las novedades es que los agentes no usarán lanzagranadas para disparar gas lacrimógeno.
El manual también establece que debe haber un jefe al mando de los agentes, quien estará en condiciones de tomar una decisión rápida para utilizar la fuerza y medios de disuasión, después de haber agotado las instancias legales, humanitarias y sociales para restablecer el orden.
“El responsable del grupo controlará a sus subordinados, quienes no deberán portar ningún tipo de arma de fuego, y el oficial a cargo hará un análisis de riesgo y coordinará el apoyo de los agentes antidisturbios que utilizará para llevar a cabo la diligencia”, se resalta.
ORDEN DE JUEZ
El procedimiento se hará mediante una orden de juez, la cual especificará el número de personas a desalojar.
Además se especifica que se deberá coordinar con la Procuraduría de los Derechos Humanos, el Ministerio Público, la Comisión Presidencial de Derechos Humanos y organizaciones que velan por la actividad agraria.
El jefe de la Comisaría del lugar deberá hacerse acompañar de estas instituciones para entregar la orden por escrito a los líderes del grupo y se les dará de 25 a 30 minutos para que se retiren en forma pacífica.
DATOS PUNTUALES
Fases a utilizar para desalojos o disuasiones masivas:

Primera fase: el representante del Ministerio Público o el jefe de Comisaría, acompañado de la Procuraduría de los Derechos Humanos y otras instituciones, les notificará por escrito a los manifestantes la orden de desalojo. Les darán de 25 a 30 minutos para que se retiren del sitio. 

Segunda fase: si se observa que los inconformes desalojan en forma pacífica, se les dará más tiempo; pero si hay oposición, se les advertirá de que usarán la fuerza. 

Tercer fase: el accionar policial será proporcional a los desórdenes y actos de hostilidad de los manifestantes.

Cuarta fase: las autoridades competentes deben verificar, en casos de fincas, que estas estén completamente desalojadas. 

Quinta fase: se debe hacer un recuento de medios utilizados o dañados y personal herido. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada