lunes, 12 de noviembre de 2012

MANIFIESTO KOMON AJQ'IJAB'


MANIFIESTO 
Ajq’ijab’ y autoridades comunitarias del Pueblo Maya, nos hemos reunido en la ciudad de Guatemala, ante la mirada del abuelo Kaji’ Imox, 12 de noviembre de 2012, a la opinión pública nacional e internacional. 
Que en el marco del cierre del conteo del tiempo del Oxlajuj B’ak’tun y el inicio de uno nuevo, las hijas e hijos de la Madre Tierra, estamos llamados a reflexionar seria y responsablemente para retomar la naturaleza de nuestras propias vidas para desarrollar nuestra capacidad en la construcción de una era de paz basada en el respeto y armonía con la madre tierra-cosmos-seres humanos en colectividad. 
Es indispensable que todas y todos los guatemaltecos, tomemos plena consciencia de que somos un elemento más de la madre naturaleza; somos tierra, somos agua, somos aire, somos energía, ninguno de estos elementos puede fragmentarse para que exista la vida. Por eso las hijas e hijos de la madre tierra Ixim Ulew, debemos ser agradecidos con ella, cuidarla, protegerla y defenderla por la vida que nos provee. 
Para los mayas de hoy todo lo que existe en la madre tierra y el cosmos es sagrado, porque nuestra vida depende de ellos. Nos causa mucho dolor la destrucción de la diversidad de vida que genera la extracción minera, la construcción de hidroeléctricas, megaproyectos de infraestructura, monocultivos extensivos y las semillas transgénicas que se están implementando en el territorio de Guatemala. Esta práctica implica la destrucción paulatina de la vida de los seres humanos. 
El terremoto ocurrido en Kab’lajuj Ajaw Ajmaq, debe ser un llamado de atención a la sociedad guatemalteca, principalmente al Gobierno de la República para que transforme sus políticas económicas y sociales hacia el respeto, la protección y conservación de la madre naturaleza en todas sus manifestaciones. 
Por tanto: 
Exigimos al Estado que no celebre en ninguna modalidad el Oxlajuj B’ak’tun en tanto no impulse políticas para el desarrollo integral y el respeto a la dignidad y derechos del Pueblo Maya. 
Exigimos al Gobierno de la República para que cumpla con su función de garantizar el bien común de los habitantes de Guatemala, cerrando las actividades de las empresas nacionales y transnacionales propietarias de la industria minera, hidroeléctrica, mega proyectos de infraestructura y monocultivos, por la alteración y pérdida de vidas que provocan en la madre tierra. 
Exigimos al Estado para que aplique mecanismos efectivos por la seguridad en los Lugares Sagrados, la aplicación de la ley para la Protección del patrimonio cultural de la Nación, que incluye los lugares sagrados naturales; así mismo mecanismos de implementación del Convenio 169 por el Ministerio de Cultura y Deportes para evitar la comercialización de las expresiones, nombres e imágenes relacionadas con el Oxlajuj B’ak’tun, los Nawales, Lugares Sagrados y Ciudades Antiguas. 
Condenamos la forma en que el Estado guatemalteco y la iniciativa privada mercantilizan y folklorizan la celebración del Oxlajuj B’ak’tun, en virtud de que ello constituye una permanente violación a la dignidad y derechos humanos del Pueblo Maya. 
Retoñan nuestros conocimientos, florecen nuestros saberes 
para la unidad y el buen vivir de nuestros pueblos en los próximos b’ak’tunes. 
Ixim Ulew, Kab’lajuj B’ak’tun, B’elelajuj K’atun, B’elelajuj Tum, Waqlajuj Winaq, Jun Q’ij, 
Kaji’ Imox, Oxlajuj No’j 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada