jueves, 20 de diciembre de 2012

Nueva era, nuevos retos


Nueva era, nuevos retos

La recuperación del territorio será una lucha a lo largo de 2013.
Miguel Ángel Albizures




Por fin llegamos al esperado momento o día del cambio de ciclo, al inicio de una Nueva Era, según el calendario maya, que durante el presente año puso a temblar a más de uno de quienes lo relacionaron con el fin del mundo o con la posibilidad de un levantamiento indígena, similar a los motines que se produjeron en diferentes momentos de la historia, en defensa de sus derechos y recuperación de conquistas que les fueron arrebatadas o de reivindicaciones a diversos gobiernos que han sido engavetadas.

La recuperación del territorio, de donde las comunidades han sido y siguen siendo expulsadas, es una lucha hoy, como lo fue ayer y lo será a lo largo del año 2013, pues si algo se logró a finales del siglo pasado, es el desarrollo organizativo y la toma de conciencia, de amplios sectores, que Guatemala no puede seguir siendo la misma, que tiene que transformarse en la Guatemala de todos, no solo en respeto irrestricto de los derechos de los pueblos mayas, xincas o garífunas, sino de los seres humanos.

Que este 21 de diciembre nos lleve a todos, pero muy especialmente a quienes han tenido en sus manos la toma de decisiones: políticas, económicas, sociales, culturales y ambientales, a desterrar la discriminación, el racismo y la exclusión como prácticas cotidianas, pero también, el sentido de la acumulación, el aprovechamiento, la explotación de otros seres humanos que tienen derecho de vivir en un país multicolor, democrático y justo. 

Es el momento en que todos tenemos que tomar la decisión de construir otro mundo, otra Guatemala, otro modelo de desarrollo, otro Estado, y todo pasa por un cambio de mentalidad, de comportamiento, de ver a los otros, como seres humanos que tienen derechos y que merecen respeto, pero para ello es necesario aceptar el reto y hacer realidad lo que busca el calendario maya, según el autor del libro Oxlajuj Bak’tun, El Calendario Maya, Carlos Ochoa García, que pretende “La armonía entre el universo, la naturaleza, la sociedad y la persona humana”.

En una sociedad duramente confrontada como la nuestra, no es fácil la armonía porque representa para unos pocos ceder espacios a los otros que son la mayoría, dejar de ver súbditos o mozos colonos como propiedad o como hombres a su servicio para acrecentar sus ganancias. Cambiar esa mentalidad y desterrar las mezquindades de este mundo, no es fácil para nadie, pero por algo tenemos que empezar para ver el 2013, como el inicio de un cambio real y la construcción de esa otra Guatemala, que todos necesitamos. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada