jueves, 20 de diciembre de 2012

Pronunciamiento mujeres indigenas en el marco del Oxlajuj B´aktun y del aniversario de los 16 años de la firma de los Acuerdos de Paz



En el marco del Oxlajuj B´aktun y del aniversario de los 16 años de la firma de los Acuerdos de Paz  
Las organizaciones de mujeres indígenas que conformamos el Movimiento de Mujeres Indígenas Tz´ununija´ seguimos cuestionando la persistencia del racismo estructural institucionalizado en la sociedad y en las estructuras del Estado. A 16 años de la Firma de los Acuerdos de Paz, se observan pocos avances en su implementación, así como en el cumplimiento de los Instrumentos Internacionales ratificados por el Estado de Guatemala en materia de derechos de las mujeres y Pueblos Indígenas. Por el contrario, el Gobierno, pretende eliminar la carrera del magisterio, modificar 35 artículos de la Constitución que anulan los escasos derechos reconocidos para los Pueblos que co-existimos en Guatemala, tiene poca voluntad de respetar la independencia y garantía del funcionamiento de los mecanismos institucionalizados a favor de las mujeres, y pueblos indígenas SEPREM, CONAPREVI, DEMI, CODISRA y los aperturados por demandas establecidas en los Acuerdos de Paz; ha mercantilizado la identidad de los pueblos indígenas con la comercialización y folklorismo del Oxlajuj B´aktun.
Por otro lado, se han recrudecido los mecanismos de represión Estatal y criminalización contra los pueblos  indígenas que luchan por la defensa de sus derechos individuales y colectivos vinculados a sus territorios. La violenta represión contra los 48 cantones del Pueblo K´iche´ de Totonicapán, el pueblo Mam y Q´anjob´al de Barillas Huehuetenango, San Pedro Ayampuc, San José del Golfo, San Juan Sacatepéquez.  
Es imposible afirmar que la industria extractiva y las mega-hidroeléctricas, contribuyen al desarrollo del país si se tiene en cuenta que según el Informe de Desarrollo Humano del año 2008, de 177 países clasificados con bajos índices de Desarrollo Humano, Guatemala ocupa el lugar número 121, prueba de ello, un 51 % de la población vive en estado de pobreza y un 15 % en extrema pobreza; Según la Organización Mundial de Salud OMS Guatemala también ocupa el 1º. Lugar en América Latina en desnutrición y el 4º. lugar a nivel mundial; el informe de la Instancia Coordinadora de Acciones Políticas por la Salud y el Desarrollo de las Mujeres indica que Guatemala ocupa el 3º.  lugar en muertes maternas en América Latina; y el estudio de la ONU muestra que es el segundo país del mundo que registra mayor cantidad de femicidios. Esta situación de alta vulnerabilidad social y económica nos afecta principalmente a nosotras las mujeres indígenas, como resultado de políticas que excluyen las demandas de los pueblos mayas, garífuna, xinkas, somos las mujeres indígenas las que ocupamos el peldaño más bajo de la exclusión social en Guatemala; insistimos que es necesario erradicar la impunidad, la corrupción, y el racismo estructural que nos violenta, nos oprime y nos excluye.
En suma, la igualdad y el pleno reconocimiento de los derechos individuales y colectivos de las mujeres y de los Pueblos Indígenas en los espacios políticos, económicos y sociales, es una obligación del Estado de Guatemala que sigue incumpliendo; y eso es resultado de que el aparato Estatal sigue siendo patriarcal, clasista y racista.
Por lo planteado, exigimos al gobierno: a) asuma su obligación de respetar los derechos individuales y colectivos de las mujeres mestizas/ladinas, mayas, garifunas y xinkas en igualdad de condiciones con relación a los sectores conservadores del país, garantice el acceso a la tierra, salud, educación, justicia, oportunidades económicas, b) cumplimiento de las obligaciones establecidas en  los Acuerdos de Paz,  y en los Instrumentos Internacionales ratificados por el Estado de Guatemala en materia de derechos de mujeres y Pueblos Indígenas; c) la garantía financiera y neutralidad política del funcionamiento de los mecanismos de mujeres y pueblos indígenas, d) Reconocimiento y respeto a la autonomía de los derechos los pueblos mayas, garífunas y xincas, como pueblos originarios, en especial el respeto a las consultas comunitarias que protegen su derecho colectivo a sus territorios, e) garantice la soberanía alimentaria, respetando la identidad alimentaria ancestral y evitando monopolios de los alimentos, f) Cese la persecución a líderes comunitarios y sus políticas represoras, que solo contribuye a la militarización y violencia; g) Demuestre el respeto a la identidad de los pueblos indígenas apoyando la aprobación de las propuestas de Leyes de los pueblos indígenas y de mujeres presentados al Congreso de la Republica. 
Las mujeres indígenas rechazamos la cultura de la muerte y luchamos por el principio de la vida, como herencia del conocimiento y sabiduría de nuestros abuelos y abuelas, defendemos, promulgamos e impulsamos el Raxnaqil K´aslemal/Vida en plenitud.

Ixim  Ulew Ka´i´ Tijax, Guatemala 19 de diciembre de  2012

Cordialmente:
Movimiento de Mujeres Indígenas Tz´ununija´
Guatemala, C.A

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada