martes, 18 de diciembre de 2012

La posición de los indígenas y campesinos ante la nueva era.


Los pueblos mayas

La posición de los indígenas y campesinos ante la nueva era. 

Opinión:elperiodico.com.gt


Miguel Ángel Albizures


Al aproximarse el 21 de diciembre, muchos de los que mantienen o contribuyen a mantener el sistema de exclusión, discriminación y racismo, que data desde la invasión y la colonia, han puesto el grito en el cielo preocupados porque temen que se puedan producir movilizaciones de los pueblos mayas y xincas, a las que automáticamente se unirían los garífunas y, por supuesto, ladinos pobres quienes, igualmente, han sido explotados y sometidos, en diferentes épocas, a servidumbre.

Los pueblos se hartan de la subordinación impuesta y, más temprano que tarde, buscan salidas. Hoy lo están haciendo con marchas, con serios planteamientos escritos y en las mesas de diálogo, a través de las cuales los gobiernos buscan retrasar la solución a los problemas planteados. Son mesas en las que hay ponentes, pero no interlocutores, en las cuales, los representantes de las organizaciones hablan, exponen y razonan sus planteamientos, pero solo vuelven a escuchar promesas, mientras los columnistas o analistas, que en todo ven el fantasma del comunismo, lanzan una serie de epítetos ante la falta de argumentos para defender a los que se consideran dueños de la hacienda. 

Por eso, la semana que recién terminó, 34 organizaciones sociales, representativas de indígenas, campesinos, mujeres y jóvenes, dejan clara su posición ante el inicio de una nueva era, de este nuevo ciclo que comparan con la devastadora destrucción de sus territorios cuando se produjo la invasión española, que para ellos conllevó el genocidio y etnocidio, dejando claro que: “ fue el efecto de la imposición violenta de la cultura occidental sobre las culturas de los Pueblos Originarios, mediante estrategias bélicas e ideológicas, para llegar al sometimiento económico, político, religioso y cultural de los Pueblos, con el objetivo de saquear los Territorios”.

Y plantean que “Esta realidad no ha cambiado, ya que en la actualidad las instituciones del Estado y la oligarquía guatemalteca siguen siendo racistas, discriminadoras, excluyentes, machistas, patriarcales y autoritarias. Opresiones que se visualizan en diferentes acciones del Estado a través de los gobiernos de turno. Al extremo que el actual gobierno y sus instituciones, así como las Empresas Privadas Nacionales y Transnacionales han desarrollado millonarias campañas publicitarias promoviendo actividades en torno a la culminación del Oxlajuj Bak’tun con fines comerciales y folkloristas, tergiversando y usurpando el verdadero sentido del cambio del tiempo, dejando relegados y en extrema marginalidad a los Pueblos a quienes les pertenece esta herencia milenaria y cosmogónica”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada