lunes, 17 de diciembre de 2012

Baktún genera inquietud



Este año ha sido cargado de expectativas por el acontecimiento del fin de un ciclo maya de cinco mil 125 años, conocida en la medición del tiempo de esa cultura como baktún. Según este calendario, el 21 de diciembre próximo concluye esta era y comienza otra, la cual ha generado rumores de cataclismo y hasta el fin del mundo.

Tras la explosión mediática de años recientes por la llamada profecía maya, que para algunos significó fijar la fecha del fin del mundo en el 21 de diciembre de 2012, surgen versiones pesimistas-fatalistas y declaraciones objetivas de representantes mayas y científicos que desmienten los rumores.

Sin embargo, por más que los académicos y expertos en su cultura maya hayan dicho que no es cierto que los mayas predijeran el fin del mundo, la idea caló en todo el mundo, fue inspiración para exposiciones, libros, documentales e incluso una taquillera película, y dio lugar a todo tipo de comentarios.

La confusión es tal que un estudio efectuado por Ipsos Global Public Affairs, con sede en Nueva York, revela que casi el 15% de la población global cree que el fin del mundo se producirá durante su vida y el 10% piensa que el calendario maya puede significar que eso ocurrirá el 21 de diciembre del 2012.

Keren Gottfried, investigadora jefe de Ipsos Global Public Affairs, explicó a la cadena británica BBC Mundo que los chinos, turcos, rusos, mexicanos y surcoreanos son los que más creen en la cercanía del fin del mundo, con cifras que alcanzan el 20% de la población. En el otro extremo, tan solo el 7% en Bélgica y el 8% en el Reino Unido teme que se produzca el fin del mundo durante su vida.

Las personas con menos educación o ingresos, además de los menores de 35 años, tienden más a creer que el “Apocalipsis” se producirá mientras vivan o incluso en diciembre del 2012, y también son más propensos a sufrir miedo o ansiedad ante esta perspectiva, cita.

Ante la ola de rumores los gobiernos de Estados Unidos, Rusia, Francia, organismos y líderes mayas han salido al paso para desmentir la tergiversación sobre este cambio de ciclo maya.

El Gobierno de EE. UU. dijo que el mundo no va a acabar el 21 de diciembre “o cualquier día del 2012” en la página web USA.gov, en la que responde a preguntas de los ciudadanos.

A pesar de que los científicos ya lo habían indicado, algunos ciudadanos han querido recurrir hasta las más altas instancias para saber si la predicción del calendario maya —mal entendida por algunos, según apuntan los científicos— es cierta.

En el último año han aparecido algunas teóricos que apuntan a que la civilización maya predijo el final del mundo en diciembre para toda la humanidad, otros apuntan que esa fecha simplemente representa el final de un ciclo y evoca el comienzo de una era.

Alineación de astros

La fecha marcada en rojo es el 21 de diciembre del 2012, día en el que se producirá el solsticio anual de invierno, se alinearán el Sol y la Tierra y concluirá un ciclo de más de 5125 años del calendario maya.

No habrá catástrofes, ni un meteorito acabará con la Tierra, ni un planeta escondido que no se había detectado hasta ahora, aseguró el Gobierno, son solo “falsos rumores”, alimentados en internet.

“Desafortunadamente, muchas personas tienen miedo por las tesis de estos rumores, especialmente los niños”, lamenta el blog oficial que señala que la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio —NASA, en inglés— ha recibido más de mil cartas preguntando por este asunto.

La NASA ha puesto a disposición del público un apartado en su página web titulado Beyond 2012: Why the World Wont End —Más allá de 2012: Por qué el mundo no terminará—, en el que científicos desmitifican estos rumores.

Junto con la NASA, otras instituciones como el Gobierno ruso, la Iglesia Ortodoxa rusa —Rusia es uno de los países en los que las encuestas muestran mayor preocupación ciudadana por el fin del mundo— o los Gobierno mexicano y francés también tratan de “rebajar” la preocupación y difundir hechos que desmientan las teorías de los “preparacionistas”.

Calendario maya

Según el calendario maya, una era se compone de 13 ciclos, denominados baktunes, y concluye cada cinco mil 125 años. Según esa visión, la actual era comenzó en el año tres mil 118 a. C. y culminará el 21 de diciembre próximo.

Según expertos de la cultura maya, la cita de esa fecha se encuentra en la estela C de Quiriguá, Izabal, Guatemala. En el sur de México, la cita se halla en la estela 2 del sitio arqueológico Chiapa de Corzo.

Hay que recordar que la milenaria cultura maya floreció en Guatemala, el sur de México y parte de Belice, El Salvador y Honduras.

Preparativos en EE. UU.

Algunos preparacionistas esperan el colapso de la sociedad y otros el fin del mundo, pero millones de ellos en EE. UU. se aprestan para una calamidad que, según creen, podría ocurrir en unas dos semanas, al relacionar los posibles hechos con el calendario maya y el 21 de diciembre, fecha en que termina un ciclo maya denominado cuenta larga de cinco mil 125 años.

Refugio francés

Los adeptos a las teorías apocalípticas vinculadas con el supuesto fin del mundo, que preconiza el calendario maya, están convencidos de que el pico de Bugarach, una cumbre de mil 231 metros situada en el sur de Francia, escapará al cataclismo que acontecerá en la Tierra el 21 de diciembre. Muchos de ellos piensan llegar a esa montaña en los próximos días.

Fines turísticos

La investigadora de la Universidad Católica de Milán, Michela Craveri, expresa que el cambio de era maya “se ha explotado mucho con fines turísticos y comerciales, sin detenerse a pensar en el significado que esta fecha tiene para una cultura que ha logrado sobrevivir, a pesar de siglos de explotación y discriminación”.

Sacerdote maya llama a la calma

El sacerdote maya guatemalteco Pedro Yac pronunció una breve plegaria, besó unos granos que tenía en la mano y los arrojó a una fogata encendida en una playa rodeada de palmeras, lejos de los temores del fin del mundo, en la primera ceremonia maya efectuada esta semana en Cuba.

“Lo que nosotros andamos compartiendo con la gente es que seamos más sencillos. En la medida de que uno es sencillo entiende la vida de otra manera”, indicó Yac, quien admite que siente vergüenza porque se han atribuido a su pueblo predicciones sobre el fin del mundo, el próximo 21 de diciembre.

“Nosotros nunca hemos hablado de esa manera, hablamos de la vida, hablamos de la conexión día a día con nuestro sagrado calendario y hasta ya nos da pena decir calendario maya porque ya lo relacionan con apocalipsis”, se lamenta Yac.

“Los que han difundido el fin de mundo no son los mayas, son los que han estudiado a los pueblos indígenas los que han tergiversado todos esos mensajes. Nosotros venimos aquí para decirle a la humanidad que el mundo no se termina, porque los que se terminan son los seres humanos”, afirma la lideresa maya Rosalina Tuyuc.

El embajador de Guatemala en La Habana, Juan León, explica: “Tenemos la intención de seguir con este proceso de divulgación y yo, siendo maya, es mi obligación dar a conocer esa parte de Guatemala que muchas veces no se menciona en el mundo”.

Los representantes de la cultura maya de Guatemala descartaron un apocalipsis, y dijeron que será un momento “histórico” vivir el cierre de un ciclo de su calendario el 21 de diciembre.

“Invitamos a toda la humanidad a que nos concentremos un poquitito en esa caída del Sol el 21 de diciembre y en el nacimiento de un nuevo Sol el 22”, expresa Yac.
Prensa Libre

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada