lunes, 12 de agosto de 2013

Basta de Impunidad: La federación sindical Internacional de Servicios Públicos (PSI) encabezará una delegación internacional de dirigentes sindicales que se reunirá con el Presidente y los/las ministros/as principales de Guatemala el 13 y 14 de agosto de 2013.











Basta a la impunidad: los acuerdos comerciales deben garantizar la justicia para los/las trabajadores/as en Guatemala
Una delegación sindical internacional se reunirá con el Presidente del país

La federación sindical Internacional de Servicios Públicos (PSI) encabezará una delegación internacional de dirigentes sindicales que se reunirá con el Presidente y los/las ministros/as principales de Guatemala el 13 y 14 de agosto de 2013. La delegación pedirá al gobierno que tome medidas inmediatas para poner fin a la violencia contra los sindicatos y sus afiliados/as y garantizar el respeto de las vidas y los derechos legales de los trabajadores en Guatemala. La misión incluye a dirigentes de Brasil, México, Argentina, Francia, Alemania, Suecia, Dinamarca, Bélgica y Estados Unidos.

La Secretaria General de la PSI, Rosa Pavanelli, dice: “Vamos a Guatemala para transmitir el apoyo internacional de los/las trabajadores/as de los servicios públicos a las afiliadas de la PSI en este país y recalcar que el movimiento sindical mundial está centrado en mejorar la grave situación de los/las trabajadores/as en Guatemala”.

Los/las delegados/as de los/las trabajadores/as han pedido a la Organización Internacional del Trabajo que organice una Comisión Especial de Investigación de las violaciones de los derechos laborales en Guatemala, dado el largo historial de violencia antisindical y que no se ha enjuiciado nunca a nadie por el asesinato de sindicalistas en el país. Se considera que actualmente Guatemala es el lugar más peligroso del mundo para un sindicalista.

El gobierno de Guatemala estableció un Programa Nacional de Trabajo Decente de la OIT en otoño de 2012 y en marzo de este año firmó un acuerdo con la OIT y la Confederación Sindical Internacional (CSI) para acoger a un representante de alto nivel de la OIT con el fin de investigar y perseguir delitos cometidos contra sindicalistas y negociar un segundo acuerdo para el ejercicio de la libertad sindical.
Pavanelli dice: “Esperamos escuchar las medidas activas que el gobierno ha adoptado, tras la firma del acuerdo con la OIT, para establecer un diálogo social, mejorar las relaciones laborales y responder a los delitos cometidos contra trabajadores/as con medidas firmes para hacer justicia. La aplicación de este memorando de entendimiento no se puede considerar válida hasta que se haya puesto fin a la impunidad de los crímenes cometidos contra sindicalistas”.

En marzo de 2013, tres miembros de sindicatos afiliados a la PSI fueron asesinados tan solo unos días después de que la misión de la OIT visitara Guatemala para evaluar la situación en materia de libertad sindical. El 8 de marzo de 2013, Carlos Hernández, miembro del ejecutivo del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud de Guatemala (SNTSG) y dirigente de varias organizaciones de campesinos, fue asesinado a tiros por dos hombres en motocicletas que llevaban armas de fuego de 9mm. Santa Alvarado, también afiliada al SNTSG, fue secuestrada el 21 de marzo al salir de su trabajo en las cocinas del hospital nacional en Totonicapán. Más tarde fue hallada estrangulada. Kira Zulueta Enríquez Mena, Secretaria General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Nueva Concepción en el departamento de Escuintla, fue asesinada el 22 de marzo en la biblioteca en la que trabajaba.
                                                                                                                                                                                                                                                                                        
El 24 de marzo de 2012 cuatro sindicalistas fueron masacrados, incluido Luis Ovidio Ortiz Cajas, miembro ejecutivo del SNTSG. El 7 de agosto de 2012 el asesor laboral del SNTSG, Ricardo Morataya Lemus, fue asesinado y Melvy Lizeth Camey Rojas, Secretaria General del departamento de Santa Rosa, recibió dos tiros. Muchos otros sindicalistas han sido asesinados en los últimos años.

La PSI apoya el plan del SNTSG de crear un observatorio para hacer un seguimiento de las violaciones de los derechos humanos y laborales en Guatemala. Pavanelli destaca: “Nos solidarizamos con nuestros miembros que están siendo atacados simplemente por ejercer su derecho a pertenecer a un sindicato, por su valentía al denunciar la corrupción y el nepotismo y defender los servicios públicos ante la privatización”.

Tras la misión a Guatemala, Pavanelli dice: “Trabajaremos para convencer a los/las dirigentes europeos/as de suspender el acuerdo especial de estímulo del comercio con Guatemala para el desarrollo sostenible y la buena gobernanza, conocido como SPG+, mientras que se maltrate y asesine brutalmente a los/las trabajadores/as. No puede haber comercio sin justicia para los/las trabajadores/as y sus comunidades”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada