sábado, 24 de agosto de 2013

COMUNICADO DE PRENSA POR ATAQUE ARAMADO A DOS NIÑOS EN LA ALDEA MONTE OLIVO, COBAN, ALTA VERAPAZ.

Las organizaciones sociales, autoridades indígenas, de los pueblos q’eqchi’, poqomchi’ y achi’ del norte de Guatemala, denunciamos y repudiamos el ataque con arma de fuego a dos niños de la comunidad Monte Olivo, Cobán A.V., que ahora están gravemente heridos en un centro asistencial del departamento, este hecho violento ocurrió el día de hoy 23 de agosto de 2013, por un supuesto empleado de la hidroeléctrica Santa Rita.
se sabe que el agresor llevaba como objetivo asesinar a un líder de la comunidad, ya que llegó a buscarlo a su casa, al no encontrarlo atacó a dos niños que se encontraban en el lugar, también hacemos mención que este mismo líder tuvo intento de secuestro el día 7 de agosto del presente año, por supuestos empleados de la misma hidroeléctrica Santa Rita, quienes lo fueron a buscar a su lugar de trabajo, primeramente lo agredieron físicamente y luego lo intentaron ingresar a la fuerza a un vehículo de cuatro ruedas, haciéndole creer que eran agentes de la PNC y que lo iban a conducir ante un juzgado indicándole que tenía órdenes de captura, al no presentar la orden de captura, el líder se resistió y en ese momento fue rescatado por dos personas de la comunidad, que está en resistencia contra la hidroeléctrica Santa Rita, estos hechos violentos han sido los mismos mecanismos utilizados durante la época del conflicto armado interno en Guatemala.
Este hecho se da en el momento de la visita de la Relatora de CIDH, sobre pueblos indígenas.
Ante este ataque armado exigimos:
• Al Ministerio Público investigar este hecho violento contra la integridad física de los dos niños y juzgar con todo el peso de la ley a los autores intelectuales y materiales.
• Responsabilizamos al estado de Guatemala ser complaciente con las empresas hidroeléctricas transnacionales, concediendo licencias sin previa consulta e informada a las comunidades, violando lo que establece el convenio 169 de la OIT.
• Al gobierno militar y represivo de Guatemala, le exigimos deje de criminalizar, intimidar, difamar, al liderazgo comunitario que defiende su territorio.
• A la procuraduría de los derechos humanos, cumplir con su mandato de defensor de los derechos humanos y verificar con transparencia los hechos.
• A las organizaciones sociales su solidaridad y acompañamiento a la comunidad agredida
• Pedimos a la comunidad internacional ser vigilante para que se garantice los derechos individuales y colectivos de los pueblos originarios.

Las comunidades indígenas nos preocupan estos hechos violentos contra el liderazgo de las comunidades originarios de Alta Verapaz-

Cortaron nuestras ramas, hojas y flores, pero no nuestras raíces

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada