sábado, 24 de agosto de 2013

Una voz para desaparecidos

Marylena Bustamante expondrá en Los Ángeles fotos y datos del reciente juicio al ex presidente de Guatemala.
Marylena Bustamante expondrá en Los Ángeles fotos y datos del reciente juicio al ex presidente de Guatemala.
Foto: La Opinión Marvelia Alpizar
Para Marylena Bustamante narrar la experiencia que vivió en el reciente juicio al ex presidente guatemalteco, Efraín Ríos Montt, es una forma de honrar a su hermano por el que aún busca justicia.
Emil Bustamante desapareció hace 31 años y desde entonces la activista guatemalteca no ha cesado en su empeño por saber qué fue de su hermano,
Su campaña la ha traído hasta Los Ángeles donde este fin de semana dará a conocer todo lo ocurrido durante ese período y especialmente sobre el juicio contra el ex presidente, Efraín Ríos Montt por crímenes contra la humanidad.
"La desaparición forzada es como esa herida que tiene una costra que uno cree que va a sanar y que con cualquier movimiento la costra se cae y la herida sigue estando ahí", dijo Bustamante Ortiz. "[Pero] No solamente para mí sino para todo aquel que tiene un familiar detenido y desaparecido", agregó.
La activista guatemalteca presentará una exposición de fotografías tomadas durante el juicio, que revelan las expresiones de los indígenas en busca de justicia y de los acusados que tratan de salir absueltos.
"Para que la gente vea quienes eran los enemigos del mejor Ejercito entrenado de Centroamérica", dijo Bustamante Ortiz, refiriéndose a los indígenas y otras personas víctimas de la persecución.
Además hablará sobre el caso de su hermano Emil, un médico veterinario, sociólogo rural y catedrático de la Universidad de San Carlos en Guatemala que desapareció en 1982.
Emil tenía 32 años, una pequeña hija y su esposa estaba esperando su segundo hijo.
Aunque con el tiempo el resto de sus hermanos dejaron de buscarlo, Bustamante Ortiz nunca desistió.
Con el tiempo recibió amenazas contra su vida, por lo que decidió salir de Guatemala y radicarse en México, pero sin dejar de buscar a Emil.
La desaparición de su hermano es la razón por la que Bustamante Ortiz se convirtió en activista de los derechos humanos en Guatemala. Su misión, destaca ella, es dar a conocer al mundo los hechos detrás del genocidio contra las etnias indígenas, especialmente la Ixil y ser una de las voces de los más de 45 mil desaparecidos durante los años 1976 a 1986.
Esa cifra, divulgada por la Comisión de Esclarecimiento Histórico de la Verdad, incluye no solo adultos sino también 5 mil niños e incluso infantes.
"Yo siempre he dicho que lo que el Ejército cometió en Guatemala es más que genocidio", subrayó. "Lo que pasó en Guatemala fue una barbarie que el mundo ignora".

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada