lunes, 11 de marzo de 2013

LA CONVERGENCIA POR LOS DERECHOS HUMANOS ALERTA SOBRE EL GRAVE RETROCESO EN LA SITUACIÓN DE DEFENSORAS Y DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS EN GUATEMALA

1. En horas de la mañana del Viernes 8 de marzo, fue vilmente asesinado Carlos Hernández, reconocido líder comunitario en favor del desarrollo rural y en lucha contra el mega proyecto del corredor seco, además de dirigente departamental en Chiquimula, del Frente Nacional de Lucha (FNL).

2. Ese mismo día, fue denunciada públicamente la intimidación contra la periodista Sofía Menchú, reportera de El Periódico, quien suscribió una nota de perfil sobre el capitán del ejército, Byron Lima Oliva, convicto por la ejecución extrajudicial del obispo Juan Gerardi y privado de libertad que sale cotidianamente del centro de reclusión.

3. En la última semana, se han recrudecido acciones de vigilancia ostentosa frente y en los alrededores de las sedes de organizaciones de derechos humanos, en una jornada de intimidación que pretende limitar el ejercicio del derecho a defender derechos humanos.

4. Desde hace un año se han intensificado las publicaciones de opinión que reflejan un discurso criminalizador en contra del movimiento social y del ejercicio de derechos civiles y políticos, claramente garantizados en la Constitución política de la República.

Ante estos hechos violentos y la situación de riesgo que generan para el ejercicio de los derechos humanos:

1. Repudiamos enérgicamente el asesinato de Carlos Hernández y demandamos una investigación inmediata que garantice la identificación, detención, procesamiento y sanción de los responsables materiales e intelectuales de este oprobioso crimen.

2. Manifestamos nuestra indignación y protesta por la intimidación en contra de Sofía Menchú, El Periódico y en contra de cualquier acción que pretenda coartar el ejercicio del derecho a informar y estar informados. En tal sentido, reclamamos la investigación correspondiente a fin de deducir las responsabilidades penales que de este hecho se deriven.

3. Señalamos que en lo individual y en su conjunto, estas y otras graves acciones que limitan el ejercicio libre de derechos humanos, representan un gravísimo retroceso en materia de libertades y garantías. Por lo tanto, exigimos a las autoridades de gobierno, el impulso de una política de respeto a los derechos humanos y del derecho a defenderlos, como expresión de su compromiso con los mismos y no con quienes los limitan o vulneran.

4. A la familia de Carlos Hernández, a las organizaciones que dirigió y representó, así como a las comunidades que acompañó, presentamos nuestras condolencias y extendemos nuestro abrazo fraternal y solidario.

5. A las organizaciones sociales y a la sociedad guatemalteca, hacemos un llamado a defender las libertades y garantías que el marco jurídico vigente protege.

Guatemala, 9 de marzo de 2013

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada