miércoles, 29 de mayo de 2013

Este 29 de mayo de 2013 las comunidades q´eqchí del Valle del Río Polochic manifestamos a la opinión pública

Que los empresarios y terratenientes que tienen concentrada la tierra en Panzós, Alta Verapaz continúan intimidándonos, amenazándonos de muerte, atentando contra nuestra vida y llevando a cabo desalojos violentos y extrajudiciales.
El caso más reciente sucedió el sábado, 25 de mayo de 2013, en el terreno Río Polochic de la comunidad Cahaboncito, cuando la empresa Chabil Utzaj intentó desalojar extrajudicialmente a más de 90 familias, en lucha por la recuperacion de la Madre Tierra. A ese lugar llegaron unos 100 trabajadores, entre guardias de seguridad y cuadrilleros quienes dispararon con escopetas y armas de grueso calibre en contra de nuestras compañeras y  compañeros campesinos/as.
Como consecuencia de ese condenable hecho hay cinco compañeros heridos, uno de gravedad, por lo que responsabilizamos a la Chabil Utzaj por lo que pueda pasar con su vida.
En la comunidad Agua Caliente, del 11 al 13 de febrero de 2013, la Chabil Utzaj destruyó varias manzanas de maíz, fríjol, ayote y banano que familias campesinas habían sembrado en las orillas del Río Polochic. Esto sucedió a pesar de que en la Constitución Política de la República de Guatemala dice que 50 metros a aledaños a los ríos son tierras públicas o estatales.
Asimismo queremos hacer de su conocimiento que hasta hoy el gobierno ha incumplido con las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a favor de las 14 comunidades desalojadas violentamente por la Chbil Utzaj y el gobierno, en marzo del 2011.
También denunciamos que hasta la fecha no se ha esclarecido el asesinato de nuestros compañeros Antonio Beb Ac, Oscar Reyes y Margarita Chub Che. Tampoco se a condenado al oficial de la Policía Nacional Civil que ordenó actuar con violencia a las fuerzas de seguridad pública en contra de las familias campesinas de las 14 comunidades.
El actual gobierno tampoco tiene voluntad de resolver más de 90 casos de legalización y recuperación de la Madre Tierra en nuestra región, en cambio avala los desalojos extrajudiciales y defiende la propiedad privada por encima de nuestros derechos humanos y colectivos.
Queremos dejar claro que nosotros no somos invasores, delincuentes y menos terroristas, somos hijos e hijas de estas tierras, los invasores son los ricachones extranjeros y sus descendientes, que desde hace más de un siglo, se han venido apropiado de nuestras tierras con el consentimiento de los gobernantes militares y ricachones.
Este 29 de mayo de 2013, fecha en que rememoramos la condenable masacre de Panzós ocurrida el 29 de mayo de 1978, es propicio para decirle al pueblo guatemalteco y comunidad internacional que el acaparamiento y despojo de nuestra tierra por parte de terratenientes y empresarios continúa, además que los actos vandálicos y terroristas que esos grupo cometieron con nuestros compañeros y familiares masacrados hace 35 años siguen sin que haya autoridad que los castigue, por lo que en nuestro país si hubo genocidio y nosotras y nosotros no queremos que actos como los ocurridos durante el conflicto armado interno vuelvan a suceder.
Ante esto exigimos:
Al gobierno central y a las autoridades locales de Panzós, Alta Verapaz que sancionen a la familia Widdman y Pellas, dueños de la empresa Chabil Utzaj por atentar contra nuestra vida e intentar desalojarnos extrajudicialmente de terrenos que no les pertenece.
Al presidente Otto Pérez Molina que cumpla con las medidas cautelares dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos a nuestro favor por ser desalojados violentamente en marzo de 2011. Y que entregue las tierras que nos prometió a las 800 familias desalojadas en el Valle del Polochic al finalizar la Marcha Indígena, Campesina y Popular en marzo del año 2012.
A la Secretaría de Asuntos Agrarios y al Fondo Nacional de Tierras, Fontierras, les exigimos que cumplan con la entrega de las 3 fincas a las cuales ya se les hizo el estudio correspondiente.
A las organizaciones indígenas, campesinas y defensores de los Derechos Humanos nacionales e internacionales le hacemos un llamado a denunciar  los actos violentos y violaciones a nuestros derechos individuales y colectivos que los empresarios, finqueros y gobierno cometen contra nosotros.
¡Exigimos respeto a nuestro derechos…respeto a nuestra vida!
Exigimos justicia, por que si hubo genocidio.
Comunidades indígenas q´eqchí del Valle del Polochic miembros del Comité de Unidad Campesina
–CUC-
¡Cabeza clara, corazón solidario y puño combativo de las y los trabajadores del campo!
Panzós, Alta Verapaz, 29 de mayo de 2013

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada